Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área lidera la incidencia del COVID en Galicia y las restricciones se extienden a nueve municipios

Terraza de un local de hostelería en el centro histórico de Pontevedra.

Terraza de un local de hostelería en el centro histórico de Pontevedra. Gustavo Santos

Una semana más el mapa de restricciones se ve alterado, al alza, en la comarca de Pontevedra debido a la elevada incidencia del COVID en la zona y el consecuente cambio de algunos concellos a nuevos niveles. Tras la reunión del comité clínico del pasado martes, el conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña anunció ayer que a partir del sábado Ponte Caldelas entrará en nivel alto, mientras que Vilaboa, Barro y A Lama se adhieren al grupo de concellos en nivel medio.

El portavoz de Sanidade comentó que esta decisión se toma teniendo en cuenta unos cálculos de la incidencia acumulada con tasas ajustadas que, además de los casos activos, incorporan la cifra de pacientes hospitalizados en planta y en la unidad de cuidados críticos de cada área sanitaria. En este sentido, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, destacó que en la actualidad el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés es la que registra la mayor incidencia acumulada de toda Galicia, a pesar de que parece que “está iniciando un ligero descenso”, indicó.

En total ya son nueve concellos de la comarca los que se ven afectados por el avance de la quinta ola de la pandemia en la comarca. Mientras que Sanxenxo se mantendrá en nivel máximo de restricciones, Pontevedra, Marín y Poio continuarán en nivel alto, grupo al que ahora se suma el concello de Ponte Caldelas dada su incidencia acumulada que ya alcanza los 578 casos por 100.000 habitantes a 14 días.

Pontevedra-O Salnés es la que registra la mayor incidencia acumulada de toda Galicia, a pesar de que parece que está iniciando un ligero descenso

decoration

Asimismo, en nivel medio se mantendrá el concello de Caldas y el comité de expertos ha decidido incluir también en este grupo a los municipios de Vilaboa, Barro y A Lama. En concreto, estos tres últimos concellos registran una incidencia acumulada de 439, 579 y 625 por cada 100.000 habitantes a 14 días, respectivamente.

Por otra parte, cabe destacar que Sanxenxo cuenta con una incidencia acumulada de 2.159 infecciones activas por cada 100.000 habitantes, seguido de Pontevedra, con 974 casos. Poio es el tercer concello de la comarca que mantiene unas cifras preocupantes, pues su incidencia acumulada ya alcanza los 913 positivos por cada 100.000 habitantes. En el caso de Marín, el municipio supera ya los 800 casos.

Mapa de restricciones en la comarca

Mapa de restricciones en la comarca Hugo Barreiro

En cuanto al resto de la comarca, los únicos concellos que de momento esquivan la quinta ola son Cuntis, Moraña y Portas, con una incidencia acumulada que sitúa en la horquilla de 250 a 500 casos, aunque se mantienen alerta. Cerdedo-Cotobade y Campo Lameiro son los que mejores cifras presentan, ya que se mueven entre los 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

Ralentización de la ola

Tras muchas jornadas registrando un crecimiento exponencial de casos activos por COVID, el área sanitaria de Pontevedra e O Salnés experimentó ayer una ligera ralentización de la quinta ola.

En este sentido, por primera vez desde el pasado 22 de junio, la ciudad de Pontevedra consiguió rebajar sus casos activos. Tras más de un mes de continuas subidas diarias, ayer se registraron dos positivos menos y en total hay 861 casos activos. También registra una ligera bajada de casos, y por segundo día consecutivo, el concello de Poio, donde hay 170 positivos, tres menos que el pasado martes. Por otra parte, el concello de Marín sube solo un caso, hasta los 214, y Sanxenxo añade siete nuevas infecciones, hasta las 412.

Según informó el Sergas, el total de positivos en el área es de 3.041, tan solo 17 más que el pasado martes. Este ligero freno del avance del COVID radica en las 150 altas epidemiológicas tramitadas en la jornada de ayer, que compensan los 167 nuevos contagios detectados en las últimas horas. Del total de positivos, 3.006 evolucionan en sus domicilios, mientras que 35 personas permanecen hospitalizadas, lo que supone una más que ayer. En concreto, 22 pacientes COVID se encuentran en el Hospital Montecelo, seis en O Salnés y dos en el QuirónSalud Miguel Domínguez. Asimismo, cinco personas están graves en la UCI de Montecelo. Cabe destacar que desde el inicio de la pandemia se han curado 15.426 pacientes en el área sanitaria y han fallecido 182 personas a causa de este virus.

Decidimos suspender Caldelas Tapas, Noites de Terraza y Sesión Vermú por responsabilidad y prudencia

decoration

En cuanto a las limitaciones que establece la Xunta, estas permanecen invariables con respecto a la semana pasada. Así, aquellos concellos como Sanxenxo que se encuentran en riesgo extremo verán limitadas las reuniones privadas a un máximo de 6 personas en el interior y 10 en el exterior, de manera que entre la 1.00 y las 6.00 horas tan solo podrán permanecer juntos los convivientes. Asimismo, la hostelería se mantendrá abierta con un aforo limitado a un 30% en el interior, acreditando los diferentes documentos de inmunización, y un 50% en terraza. El ocio nocturno podrá disponer de un 50% en las terrazas y cerrar a la 1.00.

En nivel alto, el único cambio con respecto a los municipios en riesgo máximo es que la hostelería podrá disponer del 50% del aforo en el interior, mientras que aquellos municipios en nivel medio las personas no convivientes podrán estar juntas hasta las 3.00 horas.

Por otra parte, el acceso a la hostelería, con un 50% en interiores y un 50% en exteriores no requerirá de la acreditación, mientras que el ocio nocturno podrá abrir el interior limitado al 50% (acreditando inmunidad) y terrazas al 100%; el cierre se efectuará a las 3.00 horas.

Actividades canceladas

Más allá de las restricciones en sectores como el de la hostelería y el ocio nocturno, el preocupante avance de la quinta ola está llevando a los diferentes municipios de la comarca a suspender determinadas actividades. Es el caso de Ponte Caldelas, que tras haber sido incluido en el grupo de concellos en nivel alto, el gobierno local ha adoptado una serie de decisiones tales como la supresión de todas las actividades programadas para este próximo fin de semana, tales como Caldelas Tapas, Noites de Terraza y la Sesión Vermú del domingo.

A este respecto, el alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz afirmó que “decidimos hacerlo por responsabilidad y por prudencia, ya que es cierto que supondrían atraer a un mayor número de personas a Ponte Caldelas y, en este momento, es imprescindible limitar la interacción social para cortar la cadena de contagios”, apuntó el regidor. Díaz también comentó que acatan la decisión del comité clínico de la Xunta, algo que “ya podíamos intuir dado el incremento paulatino del número de casos en los últimos días, una situación que esperamos que mejore”, concluyó.

El Recinto Ferial inicia la vacunación de los jóvenes menores de 29 años

La inmunización de la población del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés alcanzará por fin esta semana a uno de los grupos que más preocupados mantenía a sanitarios y a administraciones, debido a su elevada interacción social y, como consecuencia, que mayor riesgo entrañaba a la hora de expandir el coronavirus en la situación actual. Así, el Sergas mantiene en su previsión de vacunación de la jornada de hoy la administración de las primeras dosis a los jóvenes menores de 29 años. En concreto, en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés están convocadas un total de 5.162 personas con edades comprendidas entre los 20 y 29 años, de los cuales 4.124 están citados en el Recinto Ferial de Pontevedra, mientras que los 1.038 restantes deberán acudir al recinto ferial Fexdega, de Vilagarcía de Arousa. El proceso de vacunación se llevará a cabo en horario de mañana y de tarde y la previsión es que a los asistentes se les administre la primera dosis de Pfizer.

Compartir el artículo

stats