Ponte Caldelas en nivel alto y Vilaboa, Barro y A Lama en nivel medio. Tras la reunión del comité clínico que tuvo lugar en la jornada de ayer, el conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña anunció esta mañana los cambios de nivel de los diferentes municipios gallegos y una semana más el mapa de restricciones en la comarca de Pontevedra se ve modificado debido a la elevada incidencia del coronavirus entre la población.

Mientras que Sanxenxo se mantendrá en nivel máximo de restricciones, Pontevedra, Marín y Poio continuarán en nivel alto, grupo al que ahora se suma el concello de Ponte Caldelas dada su incidencia acumulada que ya alcanza los 578 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Asimismo, en nivel medio se mantendrá el concello de Caldas y el comité de expertos ha decidido incluir también en este grupo a los municipios de Vilaboa, Barro y A Lama. En concreto, estos tres últimos concellos registran una incidencia acumulada de 439, 579 y 625 por cada 100.000 habitantes a 14 días, respectivamente.

El conselleiro de Sanidade comentó que esta decisión se toma teniendo en cuenta unos cálculos de la incidencia con tasas ajustadas que, a mayores de los casos activos de COVID, incorporan los pacientes hospitalizados en planta y en la unidad de cuidados críticos de cada área sanitaria. En este sentido, la directora general de Saúde Pública, Carmen Durán destacó que en la actualidad el área sanitaria de Pontevedra e O Salnés es la que registra la mayor incidencia acumulada de toda Galicia, a pesar de que parece que "está iniciando un ligero descenso", indicó.

Por otra parte, cabe destacar que Sanxenxo cuenta con una incidencia acumulada de 2.159 infecciones activas por cada 100.000 habitantes, seguido de Pontevedra, con 974 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Poio es el tercer concello de la comarca que mantiene unas cifras preocupantes, pues su incidencia acumulada ya alcanza los 913 positivos por cada 100.000 habitantes. En el caso de Marín, el municipio supera ya los 800 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

En cuanto al resto de la comarca, los concellos que de momento esquivan la quinta ola son Cuntis, Moraña y Portas, con una incidencia acumulada entre 250 y 500 casos, mientras que Cerdedo-Cotobade se mueve entre los valores de 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes.

Restricciones

Las limitaciones que establece la Xunta en la actualidad en los diferentes niveles permanecen invariables con respecto a la semana pasada. Así, aquellos concellos como Sanxenxo que se encuentran en riesgo extremo verán limitadas las reuniones privadas a un máximo de 6 personas no convivientes en el interior y 10 en el exterior, de manera que entre la 1.00 y las 6.00 horas tan solo podrán permanecer juntos los convivientes. Asimismo, la hostelería se mantendrá abierta con un aforo limitado a un 30% en el interior, acreditando pauta de vacunación completa, PCR negativa o test con 72 horas de antelación, y un 50% en terraza. El ocio nocturno podrá disponer de un 50% en las terrazas y cerrar a la 1.00.

En nivel alto, el único cambio con respecto a los municipios en riesgo máximo es que la hostelería podrá disponer del 50% del aforo en el interior, mientras que aquellos municipios en nivel medio las personas no convivientes podrán estar juntas hasta las 3.00 horas, pero no de 3.00 a 6.00 horas. El acceso a la hostelería, con un 50% en interiores y un 50% en exteriores no requerirá de la acreditación antiCovid, y el ocio nocturno podrá abrir el interior limitado al 50% (acreditando inmunidad) y terrazas al 100%, y el cierre se efectuará a las 3.00 horas.