Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Riders made in Pontevedra

Nace una plataforma local de servicio de comida a domicilio a través de bicicletas para el centro urbano

Adrián Vázquez llevando uno de los pedidos.   | // RAFA VÁZQUEZ

Adrián Vázquez llevando uno de los pedidos. | // RAFA VÁZQUEZ

Últimamente las calles de la ciudad se llenan de riders, repartidores a domicilio que portan una gran mochila y van en bicicleta o moto. Y es que los servicios de comida a domicilio se han vistos gratamente implementados con la pandemia y contra las grandes plataformas y multinacionales nace una empresa local, Food n Bike, que trata de luchar contra las condiciones laborales que sufre este sector desde el cuidado por el medio ambiente y modelo de ciudad.

Apenas lleva funcionando un mes, pero su planteamiento nace de mucho más atrás. Adrián Vázquez, el propietario, lleva ocho años dedicándose a la mensajería por bicicleta a través de Pedaleando y donde realiza repartos urbanos con diferentes clientes como e-ponte. Así observó en el reparto de comida a domicilio un nicho de mercado importante.

Servicio a demanda

“Algún cliente hostelero nos demandaba el servicio, pero era un poco complicado. Empezamos a pensar este proyecto, pero con la pandemia no pudimos lanzarlo hasta ahora”, explica.

“Cuando comenzamos en Pontevedra no había ninguna de las grandes plataforma que hay hoy en día como Glovo o Uber eats, al final llegaron antes estos grandes con las que no se puede competir. Nosotros hacemos las cosas de otra forma y nos queremos diferenciar por el trato responsable a nuestro repartidores, todos los trabajadores tienen contrato y cumplen sus horarios”, añade.

Y es que las condiciones laborales de este sector dejan mucho que desear, siendo la mayor parte falsos autónomos, tanto es así que el gobierno central ha preparado una ley para regular sus condiciones. Contra esa filosofía la empresa propone vehículos ecológicos y un rato cercano al cliente y al restaurante.

“Competimos en desigualdad de condiciones, hay que hacer las cosas bien. La mayoría de clientes son personas comprometidas con esto que ven mal ese modelo de negocio y condiciones laborales”, apunta.

Otra de las grandes diferencias según la empresa es la cercanía: “Cuando tienen un problema no atienden bien al cliente, mientras nosotros intentamos estar ahí en todo momento y a cualquier cosa buscar una solución”, señala Vázquez.

Una forma de reparto que se compenetra a la perfección con el modelo de ciudad. “La ciudad es agradecida, tiene un tráfico tranquilo, es muy peatonal y tiene buenos accesos”, subrayan.

Centro urbano

Actualmente el portal web trabaja por códigos postales, desde el 36001 al 36005 que viene a ser el centro de la ciudad y alrededores. Desde A Parda hasta Campolongo y el Lérez. “La idea es ampliar más, pero acabamos de empezar aún y queremos las cosas bien”, acuñan.

Por el momento aún tienen servicio en pocos locales al llevar solo un mes, pero entre su oferta se encuentran asadores, taperías, comida latina o vegana, entre otros. El pedido se hace a través de la web de Food N Bike con repartos directos.

Compartir el artículo

stats