No es un punto habitual en el mapa de terremotos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), por ello sorprende que entre todas las sacudidas detectadas por sus sismógrafos se encuentre Poio. El litoral del concello pontevedrés fue el epicentro de un seísmo en la tarde del domingo, a eso de las 19.55 horas. Fue leve y de baja intensidad, por lo que no se percibió en tierra.

La estación del IGN de Marín ubica el origen del terremoto a 34 kilómetros de profundidad frente a la playa de Laño, pasando Punta Samieira, y alcanzó una magnitud de 1,6 mbLg.

Epicentro del terremoto según el IGN. GSV

La provincia de Pontevedra suele registrar terremotos con frecuencia, pero estos suelen concentrarse en el área de Ponte Caldelas, cuyo episodio más relevante fue el enjambre sísmico ocurrido en mayo de 2018. Entonces, en apenas 3 horas se produjeron hasta 10 sacudidas, alcanzando la más fuerte una intensidad de 3,1 mbLg.

Aunque la actividad sísmica de baja intensidad entra dentro de la normalidad en Galicia, cada cierto tiempo se producen episodios que rompen con las estadísticas. La comunidad vivió el pasado mes de mayo su mayor terremoto en 20 años, con epicentro en Laza y una magnitud de 3,9 mbLg.

Este ocurrió tras una sucesión más de 70 terremotos en 8 días en el entorno del concello ourensano. La sacudida se notó hasta en 300 puntos de toda la geografía gallega, desde Vigo hasta Ferrol y Lugo.