La detección de un positivo en el Plan Concilia de Marín ha obligado a activar el protocolo de seguridad y a confinar a una decena de niños residentes en el municipio. Así lo comunicaron ayer fuentes municipales, que destacaron que el positivo de COVID se dio en un monitor de los campamentos de verano que organiza el Concello de Marín.

La información ya fue notificada en la jornada de ayer a los progenitores de los menores que se encontraban en el grupo que gestionaba dicho monitor y, tal y como informó el Concello, los niños ya se encuentran guardando la cuarentena correspondiente.

Este no es el primer caso que se da en actividades de este tipo, ya que esta misma semana saltaba la alarma en Sanxenxo, al registrarse un nuevo positivo entre las monitoras. En este caso, el resultado fue el confinamiento de una compañera y a 16 niños. Este no fue el primer caso de Covid registrado entre el personal del Plan Concilia de Sanxenxo, ya que hace unas semana se tuvo que aplicar el protocolo con otra monitora, que tras haber pasado la enfermedad y haber dado negativo en la prueba PCR que le fue realizada esta misma semana, se reincorporará a su puesto de trabajo a partir de mañana.