La Diputación aprobó ayer el desatino de más de tres millones de euros para trece municipios de la provincia con las nuevas aportaciones del Plan Concellos.

Los recursos se destinarán a Lalín, Moraña, Meaño, O Grove, Cambados, Marín, Mos, Gondomar, Baiona, Salvaterra de Miño, A Guarda, A Cañiza y Covelo para realizar inversiones que “garanticen derechos y servicios en los municipios de la provincia”, según indicó la presidenta Carmela Silva.

Moraña dispondrá de 243.700 euros para humanizar y mejorar el pavimento de la Rúa nº 7 (140.700 euros) y reconstruir un muro de contención y pavimento en la parroquia de Rebón (103.000 euros). Por su parte, a Marín llegarán 256.400 euros para mejorar el cruce de la República Argentina.