Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Al menos podremos trabajar un poco”

Clientes en una terraza del puerto de Sanxenxo, ayer, a mediodía. RAFA VÁZQUEZ

Tras haber evitado el cierre por la inclusión de Sanxenxo en el nivel máximo de restricciones ante la alarmante incidencia del Covid entre la población, los hosteleros de la localidad acogen las nuevas medidas “aliviados” porque podrán continuar trabajando, pero expectantes de cara al fin de semana, ya que ven “muy complicado” poder comprobar las pautas de vacunación o PCR negativas para permitir el acceso de los clientes al interior de sus locales.

Así lo cree Valeria Lemos, empleada de La Pepita, quien ayer indicaba que “nos supondría otro sueldo tener a una persona en la puerta controlando que la tienen y, por otra parte, verificando que es correcto, porque cualquiera puede falsificar una PCR cogiendo un informe y cambiándolo en el ordenador”. Asimismo, Lemos critica que no se aplican con coherencia las normas de seguridad, ya que “a nosotros que cumplimos las medidas, nos ponen más restricciones, pero sin embargo se permiten conciertos multitudinarios. En Sanxenxo los inviernos son muy duros y si no trabajamos ahora, en temporada alta, no merece la pena”.

En Sanxenxo los inviernos son muy duros y si no trabajamos ahora, en temporada alta, no merece la pena

decoration

En La Boutique del Pan, su responsable, Mariña Reguera, señala que las nuevas restricciones “no están mal. Está claro que con tantos contagios era necesario poner una serie de restricciones, pero está bien que nos permitan seguir trabajando, porque además para Sanxenxo estos meses son vitales; cuando hacemos caja es en estos tres meses de verano”.

Reguera también señala que “es un palo para el ocio nocturno, y en el caso de una cervecería o un restaurante me parece complicado controlar los accesos al interior, pero en nuestro caso no creo que tengamos problema porque la clientela es de edad avanzada y la mayor parte está vacunada”.

Ya en la zona del Náutico, Francisco José Hervés, de la tapería Gabbá apunta que no esperaron a la jornada de hoy para adoptar nuevas medidas en su local. Así, el subencargado de este establecimiento comenta que “en cuanto nos enteramos ya dejamos de reservar mesas, ahora atendemos por orden de llegada”.

Hervés entiende que, “por el bien de todos y por responsabilidad” deben adoptarse estas medidas y también afirma que “al menos podremos trabajar un poco, y esto es mejor a que nos cierren el interior, que fue lo que pasó en Semana Santa. Si viene mal tiempo, como está previsto para el fin de semana, no te compensa. De hecho, nosotros en abril acabamos cerrando”.

Profesionales sanitarios, ayer, etiquetando los test de antígenos realizados en la Sala Nauta. Rafa Vázquez

Mayor participación en el cribado con la autocita

Con mayor participación y con una mayor concienciación. Así describían ayer los profesionales sanitarios la primera jornada de cribado para detectar posibles casos de Covid que se llevó a cabo en la Sala Nauta de Sanxenxo. Dirigido a la población de entre 16 y 35 años de edad, el Sergas, en colaboración con el Concello de Sanxenxo, organizó un nuevo screening con la particularidad de que una parte de la población diana fue citada por la propia Administración sanitaria, mientras que el resto podía solicitar la autocita. A este respecto, los sanitarios allí presentes destacaron que esta fórmula “es un acierto”, y es que durante la jornada detectaron gran afluencia de gente que había solicitado la autocita a través de la página web. Los sanitarios señalaron que “la gente joven está respondiendo mejor a través de este sistema que cuando son solo convocados por el Sergas”. Los profesionales animaron a la población a participar en el cribado voluntario, debido a la elevada incidencia del virus en la zona, e hicieron especial hincapié en que “esto es fundamental para evitar que continúen contagiando a otras personas”. Durante la jornada de hoy continuarán haciendo test en horario de 9 a 14 horas y de 16 a 21 horas.

Otro positivo en el Plan Concilia obliga a confinar a 16 niños

Un nuevo positivo entre el personal del Plan Concilia de Sanxenxo ha obligado al Concello a activar el protocolo de seguridad y se ha procedido a confinar a una compañera de la monitora contagiada y a 16 niños. Este no es el primer caso de Covid registrado entre el personal, ya que hace unas semana saltaba la alarma con otra monitora.

Asimismo, cabe destacar el diagnóstico positivo de dos concejales del PP, de manera que el Concello celebrará el Pleno previsto para el próximo lunes por vía telemática. Los ediles, que ya están confinados, son los responsables de Obras e Servizos, Óscar Vilar, y la de Urbanismo, Flavia Besada.

Por otra parte, aprovechando el mal tiempo, el Concello ha optado por prescindir del servicio de socorrismo en los arenales este fin de semana para dar descanso al personal.

Compartir el artículo

stats