Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violeta mosquera | Batería de Bala

“Pontevedra me acogió en un momento vital y no tengo pensado marcharme de aquí”

La batería del dúo de rock del momento y también docente en Estudo Bonobo será la pregonera de las Festas da Peregrina 2021

Violeta Mosquera, ayer en la calle Michelena.

Violeta Mosquera, ayer en la calle Michelena. Rafa Vázquez

Porque proyecta Pontevedra allá donde va, como música y como mujer, por su reconocimiento internacional y porque escogió la ciudad para vivir. Por estos motivos y, sobre todo, por su labor como docente en la escuela de artes Estudo Bonobo desde hace años, Violeta Mosquera (batería de la banda de rock Bala) será la pregonera de las Festas da Peregrina 2021. Así lo anunciaron ayer el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y la concejala de Festas, Carme da Silva, en una rueda de prensa en la que destacaron el talento de esta lucense afincada en Pontevedra desde hace más de una década.

En la presentación, el regidor pontevedrés señaló que Violeta “é unha referencia dentro das persoas que viven na nosa cidade, é unha persoa creativa que non só ten o seu grupo de música Bala, senón que ademais está traballando nunha escola que é unha referencia en Pontevedra, o Estudo Bonobo, unha sementeira de novos músicos e diferentes artes”. Por su parte, Mosquera comentó que “é todo un orgullo” y reconoció que “na miña cabeza non cabía dicir que non a ser a pregoeira, porque estou profundamente agradecida”.

–Tras tantos años viviendo en la ciudad, formando parte de su escena musical y también fomentando la pasión por la música entre las nuevas generaciones, ¿qué supone la propuesta de ser pregonera de las fiestas grandes de Pontevedra?

–Es una emoción muy grande y un honor todavía más grande, porque al final yo no soy de aquí y siempre me imaginé que este tipo de cosas las hacían personas de Pontevedra, y aunque yo me siento muy de aquí, no deja de sorprenderme. También por el reconocimiento que esto supone, no solo por mi trayectoria musical, sino a mi labor como docente, a Estudo Bonobo, algo que agradezco muchísimo porque echamos muchas horas en proyectos de este tipo y siempre es bonito que lo reconozcan. Estoy muy sorprendida, muy ilusionada, aunque también reconozco que me impone un poco tener esta responsabilidad.

–Más allá de Bala, comenta también que supone la puesta en valor de su faceta como docente, es quizás una buena muestra de que apostando por proyectos a pequeña escala se puede lograr un reconocimiento de estas características.

–Sí, totalmente. Quizás no es lo que más impacte, porque ahora mismo Bala está teniendo una gran proyección y está despuntando, que también es genial que se reconozca, pero todavía es más satisfactorio que esto venga acompañado del reconocimiento a toda una trayectoria personal y profesional de apuesta por el arte y la docencia en Pontevedra. Estoy muy agradecida en ese sentido.

–Este reconocimiento llega en un momento un poco complicado, será la segunda pregonera en un contexto de pandemia, ¿cómo lo está viviendo en su ámbito profesional?

–Sí, estamos en un momento difícil y la verdad es que como música estoy preocupada porque parecía que habíamos salido del hoyo, pero ahora estamos volviendo hacia atrás. Teníamos algunas actuaciones previstas que ya se nos están empezando a caer, pero también me mantengo optimista.

–¿Qué significa Pontevedra para usted?

–Pontevedra para mí es una ciudad que me acogió en un momento vital. Fue la primera ciudad a la que me vine yo sola y mentiría si dijese lo contrario, me trató genial desde el principio, tanto en los estudios como luego en toda mi trayectoria musical, porque fue donde tuve mis primeros grupos más allá de mi primera banda con mis amigos de Lugo. A mí Pontevedra me encanta, tiene muchísima actividad cultural, sitios maravillosos y personas muy creativas haciendo proyectos muy interesantes; también tengo amigos a los que considero mi familia y, sinceramente, no tengo pensado marcharme de aquí. Y menos ahora, que con este reconocimiento me siento todavía más como en casa.

–Y esa debilidad por Pontevedra se ve incluso reflejada en trabajos como el videoclip de “I don´t give a fuck” de otro de sus grupos, Faul, que causó sensación.

–¡Es que es una ciudad para ponerla en el mapa! Creo que el proyecto de ciudad es muy chulo, porque divulga unos valores muy importantes y fomenta el compromiso con diferentes causas sociales.

–Con respecto a Bala y a su último trabajo, “Maleza”, ¿cómo se presenta el verano para la banda?

–Se presenta muy bien porque nos están saliendo proyectos muy chulos, pero lo estamos viviendo con un poco de incertidumbre. El pasado fin de semana tocamos en Oviedo, por ejemplo, pero teníamos previsto dos conciertos en Portugal y uno ya nos lo cancelaron, porque era en Matosinhos, la incidencia del COVID-19 allí era alta y ya no salió. Estamos expectantes con cómo evoluciona la pandemia, porque tal y como está todo nos tememos que no sea la única actuación que se caiga. Por otra parte, estamos contentas porque nos están llegando bastantes propuestas para un verano que no esperábamos tan bueno, la acogida del disco está siendo brutal y, aunque preferíamos ver al público saltando y no sentado, por lo menos podemos tocar y es lo más parecido que estamos viviendo relacionado con la normalidad de antes.

Compartir el artículo

stats