Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piscina particular a media jornada

Propietarios de piscinas privadas en Pontevedra se suman a la moda de alquilarlas por horas o días a través de la plataforma de economía colaborativa Swimmy

Piscina particular a media jornada

Piscina particular a media jornada

Las plataformas de economía colaborativa, hasta ahora popularizadas por el alquiler entre particulares de habitaciones, viajes en coche o incluso trasteros, han incorporado las piscinas a este catálogo de intercambio de bienes a precios asequibles. La plataforma Swimmy, nacida en Francia hace tres años y que se implantó en España en 2019, ofrece la posibilidad de alquilar o disfrutar de una piscina privada por media jornada o días completos a unos precios que rondan los 15 euros por persona.

En el entorno de Pontevedra ya hay algunos propietarios que han incorporado su piscina a este servicio. Es el caso de Fernán Carrera, que alquila la piscina de una casa situada en Estación de Portela, en Barro. Carrera se unió a esta plataforma en agosto de 2020, al mismo tiempo que finalizaba la reforma de la vivienda, y la demanda le ha sorprendido. Tiene reservados ya casi todos los días de este verano.

Piscina particular a media jornada

Grupos “burbuja”

Al margen del turismo, el alquiler de piscinas entre particulares se ha destacado también como una magnífica opción para familias o grupos de amigos de la zona, que quieren pasar una jornada de ocio sin compartir espacio con otras personas, entre otras cosas para mantener el distanciamiento social que recomienda la pandemia sanitaria. También las demandan quienes quieren celebrar fiestas de cumpleaños o similares entre convivientes, o grupos “burbuja”. El servicio aporta la privacidad de la que carecen las instalaciones públicas o las playas.

Una piscina de alquiler en Barro tiene casi todo el verano ocupado

decoration

El precio de estas piscinas por jornada oscila entre los 10 y los 25 euros por persona. Se pueden alquilar por la mañana, por la tarde, por la noche, o el día completo. Los horarios dependen de la disposición de cada propietario y se incluyen en la información de la plataforma, que desde hace unas semanas se ofrece también a través de una App para móvil.

La propuesta de Swimmy está teniendo una gran aceptación este verano, tanto por ofrecer la opción de disfrutar de una piscina particular sin tenerla, como por las actuales normas sanitarias, que aconsejan no compartir este tipo de espacios con desconocidos. Además, también supone una buena fuente de ingresos para los propietarios, que en muchos casos tienen una piscina que apenas usan. El lema de Swimmy es “la felicidad se comparte”.

Una piscina que se alquila en el área de Pontevedra

Pese a la juventud de la plataforma, en España tiene ya más de 450 las piscinas disponibles y está presente en todas las comunidades autónomas. En el área de la ciudad de Pontevedra son dos los “pioneros” que han incorporado su piscina a este servicio. Tienen un precio de 20 y 10 euros por persona y aunque ambas están situadas en el interior de la comarca, recuerdan que se ubican muy cerca de las playas y de villas tan turísticas como Sanxenxo. “Duchas y vestuarios para hombres y mujeres y retrete. Cuenta con hamacas y juegos hinchables, también con mobiliario, mesas, sillas y sombrillas”, añade uno de los anuncios.

Para la plataforma, existe toda una oferta de piscinas particulares por descubrir en la zona, por lo que no duda de la capacidad de crecimiento de este modelo.

“El mercado del alquiler de piscinas privadas no para de crecer, multiplicando sus cifras temporada tras temporada. Y, sin duda, esta temporada 2021 va a ser muy especial debido a las circunstancias que estamos atravesando y que nos han hecho a todos sentir un fuerte deseo de volver a conectar con la alegría y compartir momentos únicos de felicidad . Y ese, esa es la filosofía de Swimmy”, expone la plataforma.

El mercado del alquiler de piscinas privadas no para de crecer

decoration

En la actualidad, Swimmy cuenta con más de 150.000 usuarios y más de 3.500 propietarios de piscinas en Francia y España. Francia es el país de Europa con más piscinas privadas, aproximadamente 1.300.000, mientras que España tiene 1.100.000 piscinas privadas.

La pandemia disparó su construcción

La pandemia y el confinamiento domiciliario del pasado año han disparado la construcción de piscinas viviendas unifamiliares y comunidades de vecinos. En España hay muchas piscinas pero las usan unos pocos. Según el Estudio del parque de piscinas de uso público y colectivo en España de 2017 de la Asociación Española de Profesionales del Sector de Piscinas (Asofap), el total del parque de piscinas en España es aproximadamente de 1,2 millones de unidades. De esta cifra, una mayoría (1,018 millones) son piscinas unifamiliares. Esta cifra hace que, siempre según la Asofap, España sea el segundo país de Europa con mayor número de piscinas privadas, por detrás de Francia. El resto (121.070 piscinas) son de uso público o colectivo. En esta primera categoría se incluyen las 31.105 piscinas de “instalaciones deportivas, parques acuáticos, hidroterapia, hoteles y campings”. Las casi 90.000 piscinas restantes “de uso colectivo” son principalmente las de comunidades de vecinos, que también han proliferado.

Una nueva opción de celebraciones familiares

Cada vez más personas escogen hacer sus reuniones familiares, fiestas, bautizos, bodas, despedidas de solteros, etc., alrededor de una piscina. El funcionamiento de la plataforma de alquiler es sencillo. El registro en la web solo tarda unos minutos y es gratuito, como explica Swimmy. Cualquier propietario de una piscina privada puede alquilarla para otras personas que buscan un espacio para sus celebraciones. “Puedes dar de alta tu piscina y añadir los extras que ofreces como propietario”. El propietario de una piscina introduce en la plataforma la información relativa a la misma, como es la descripción de la piscina y apuntes sobre posibles extras, como si está climatizada, si tiene jardín, si hay tumbonas, ducha, spa, jacuzzi, mesas y sillas, barbacoa, pista de tenis, campo de petanca o de fútbol. El coste lo pone el propietario y oscila entre 10 y 25 euros por persona y jornada. El precio no sube porque tenga extras, sino por la ubicación, añade Swimmy.

Compartir el artículo

stats