Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se dispara en la ciudad la demanda de test de autodiagnóstico, a la venta sin receta desde hoy

Su precio oscila entre los 3 y los 8 euros y servirán, entre otras cosas, para acceder a locales de ocio nocturno EEn caso de resultado positivo, la persona deberá aislarse y hacerse una prueba PCR para confirmarlo

Una facultativa de la farmacia
de Evangelina Blanco muestra
varios test. |   // RAFA VÁZQUEZ

Una facultativa de la farmacia de Evangelina Blanco muestra varios test. | // RAFA VÁZQUEZ Cristina Prieto

El Consejo de Ministros aprobó ayer la venta sin necesidad de receta médica de los test de autodiagnóstico de COVID en las farmacias, una herramienta de detección del virus por la que los pontevedreses llevan ya varias semanas interesándose. La demanda en las boticas de la ciudad de estas pruebas se ha disparado en los últimos días y todo apunta a que es debido al constante aumento de contagios, especialmente entre la población más joven. Hasta ahora estos test de antígenos, diseñados para identificar infecciones agudas o tempranas, solo se dispensaban con receta médica, pero a partir de hoy su venta será libre, lo que permitirá que sean fácilmente accesibles, reforzando la capacidad de detección del coronavirus y, por lo tanto, de controlar más eficazmente la progresión de la pandemia.

Así lo apuntan desde el Colegio de Farmacéuticos de Pontevedra, que explica que “estos test son de muestra nasal anterior, por lo que es de vital importancia la recogida adecuada de la muestra”. En la caja del test, que tendrán un precio de entre 3 y 8 euros dependiendo del fabricante, se incluye un isopo (el palito que se introduce en la nariz), una pipeta, una ampolla con un líquido y un cubículo plástico. La persona que se realice la prueba debe introducir el isopo en la nariz unos 2,5 centímetros –suelen tener una marca que indica hasta dónde introducirlos– y se hacen cinco movimientos de derecha a izquierda y viceversa. Después, el isopo con la muestra se introduce en el tubo con el líquido neutralizante en posición vertical y se mueve también cinco veces, presionando finalmente el tubo flexible para escurrir el isopo de algodón antes de desecharlo. Se tapa el tubo con el tapón cuentagotas y se echan tres gotas en la ventana del test. Si a los 15-20 minutos hay una sola raya el resultado es negativo, si hay dos, es positivo.

“Es un ejercicio de responsabilidad”, señalan desde la farmacia de la Plaza de España, ya que si el test de autodiagnóstico da positivo, la persona debe someterse a una prueba PCR para confirmar el resultado y, en todo caso, mantenerse aislada para evitar posibles contagios. Con receta ni en esta botica ni en la de Evangelina Blanco Rey, en la calle Rosalía de Castro, han vendido demasiados, pero en ambas la demanda de los test de venta libre es constante en las últimas semanas.

Tanto desde el Colegio de Farmacéuticos como desde las farmacias pontevedresas señalan que los profesionales deberían poder realizar estos test en la farmacia y registrar los datos necesarios para la vigilancia epidemiológica directamente en el Sistema, comunicando a la Administración Sanitaria el resultado y expidiendo el certificado de resultado de la prueba.

“Estos test son menos sensibles que las PCR y pueden dar falsos negativos si la carga viral es baja, es decir, si hay un número reducido de virus en la muestra”, apuntan desde el organismo, que también señala que “la mayor ventaja es que se pueden hacer autodiagnósticos tempranos, identificando, de forma ágil y rápida casos positivos, pudiendo la persona confinarse y tomar las medidas adecuadas para evitar la transmisión”.

En las farmacias se ha venido haciendo hasta ahora el test de saliva, pero según apuntan el Sergas tarda entre 24 y 72 horas en dar el resultado, por lo que los clientes se interesaron por opciones más rápidas.

Además, según el Sergas, estos test servirán, entre otras cosas, para acceder a los locales de ocio nocturno, para los que se requiere presentar una prueba PCR negativa o el certificado de vacunación.

Tres nuevos positivos entre los socorristas de Sanxenxo

Según informó el Concello de Sanxenxo, se han detectado tres nuevos positivos en su servicio de socorristas, lo que le obliga a bajar, de nuevo, las banderas azules de las playas de Area de Agra y Areas Gordas. Así, hay un total de cuatro arenales sin salvamento en el municipio. Además de estos dos, tampoco tienen servicio A nosa señora da Lanzara y A Lapa. El Concello trabaja para reponer a los socorristas cuanto antes y poder ondear de nuevo las banderas azules.

Por otra parte, el grupo municipal del BNG de Sanxenxo ha convocado una comparecencia esta mañana, a las 11.30 horas, delante del PAC de Baltar para denunciar la situación sanitaria en el centro de salud, colapsado desde hace días al no tener refuerzo de personal por el verano. Comparecerán representantes del grupo municipal y la diputada en el Parlamento Galego Montse Prado. Cabe recordar que el personal sanitario del centro de salud de Baltar se está enfrentando a jornadas maratonianas, en las que un solo médico ha llegado a atender hasta 99 urgencias y a realizar 86 asistencias en consulta.

Compartir el artículo

stats