Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mejora de la depuradora llega a su fase de pruebas para entrar en servicio tras el verano

Implican llenar los tanques con aguas residuales | Los trabajos “pueden causar mal olor durante algunas semanas” | La obra en Placeres forma parte del saneamiento de la ría

Obras de mejora en la depuradora de Placeres. |   // G. SANTOS

Obras de mejora en la depuradora de Placeres. | // G. SANTOS

La Xunta ha iniciado una serie de pruebas en los nuevos sistemas de tratamiento de la estación depuradora de aguas residuales de Placeres. El proceso comienza con la puesta en marcha de los nuevos reactores biológicos, para lo cual es preciso el llenado de los tanques con agua residual. Este proceso “podrá causar malos olores durante algunas semanas” –indica la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade– “que desaparecerán una vez que esté cargada la masa biológica que realiza la función de depuración de las aguas”, asegura el departamento autonómico.

La consellería indica además que se trata de una situación “temporal” que puede causar molestias al vecindario del entorno y por la que la consellería “pide disculpas, recordando que se trata de un paso imprescindible para el funcionamiento de la mejora de los tratamientos de la depuradora y de la mejora de la calidad de las aguas de la ría”.

Este proceso se prolongará hasta el mes de septiembre, en que se prevé dar por finalizadas las obras. Suponen una inversión de la Xunta de 16,5 millones de euros y “contribuirán a una mejora significativa de la calidad de las aguas de la ría de Pontevedra”.

Permitirá mejorar la depuración de las aguas residuales de Marín, Poio, Pontevedra y Vilaboa

decoration

La Xunta indica que esta reforma tecnológica en la depuradora de Placeres permitirá mejorar sustancialmente a corto plazo la depuración de las aguas residuales de los ayuntamientos de Marín, Poio, Pontevedra y Vilaboa, con el objetivo de cumplir los límites de vertido marcados por la directiva europea.

La intervención recoge la remodelación del tratamiento secundario existente, con el fin de garantizar la correcta depuración de hasta 900 litros por segundo de agua residual.

La solución ejecutada consiste en la modificación del reactor biológico existente, para disponer de un tratamiento de lecho móvil y una posterior clarificación de las aguas, mediante un proceso físico-químico con lastrado por microarena, según explica la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Adicionalmente, se amplió la línea de fango para tener en cuenta las nuevas aportaciones y se realizaron una serie de actuaciones previas para mantener el funcionamiento de la depuradora durante las obras.

El nuevo emisario submarino está en ejecución y "permitirá una mejor devolución de las aguas limpias a la ría"

decoration

El departamento autonómico recuerda que esta actuación se completará con la construcción del nuevo emisario submarino, que ya está en ejecución y permitirá una mejor devolución de las aguas limpias a la ría, dando cumplimiento a los compromisos adquiridos con la Unión Europea. Estas obras suponen una inversión de la Xunta de 12 millones de euros.

Tanto la reforma de la depuradora como la construcción del nuevo emisario submarino forman parte del Plan de saneamiento local elaborado tras un análisis del actual sistema que fue negociado con los ayuntamientos y con los mariscadores de la ría y que prevé una inversión total de la Administración autonómica de casi 47 millones de euros.

Las actuación de saneamiento de la ría de Pontevedra están financiadas con fondos europeos del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

Compartir el artículo

stats