El comité de empresa de fábrica de Ence se reunió esta mañana frente a la Subdelegación de Gobierno de la ciudad pidiendo reunirse con la subdelegada, Maica Larriba, con el objetivo de abrir una mesa de diálogo y poder trabajar de cara a garantizar el futuro de los trabajadores ante cualquier escenario que pudiera darse.

Los trabajadores no pudieron reunirse en el momento con Larriba, que se comprometió a citarse con ellos de manera urgente a lo largo de esta semana. Además, el comité de fábrica está pendiente de reunirse en el día de hoy con la empresa y también lo hará esta semana con sus abogados para analizar los próximos pasos a seguir.

El secretario del comité, Pablo Bacariza, pidió mantener el diálogo con las administraciones ya que temen que "cualquier decisión política o empresarial puede precipitar un cierre y es lo último que queremos". "Ahora mismo estamos sin concesión y es el peor de los escenarios que se contemplaba. Todo es una incertidumbre y queremos poder seguir trabajando mientras se encuentre una solución definitiva", añadía. Bacariza reconoce que "la posibilidad de cerrar antes de 2033 está ahí y la sentencia es demoledora. Si no es viable el traslado, tendremos que seguir trabajando ahí, buscar la forma, el cierre no nos vale ¿van a echarnos a la calle?", explicaba el secretario.

Mientras tanto, el comité de fábrica espera anunciar próximas movilizaciones y barajan con los abogados la posibilidad de recurrir la sentencia, además de que lo haa la empresa por su parte.