Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

35 grados: playas llenas y atascos eternos

Cola de coches en la vía rápida para acceder al arenal a mediodía de ayer.

Cola de coches en la vía rápida para acceder al arenal a mediodía de ayer. Noé Parga

Es una imagen habitual todos los veranos, pero no por ello deja de exasperar a los miles de conductores que se ven atrapados en la “ratonera” de la vía rápida de Salnés entre Sanxenxo y A Lanzada. Las elevadas temperaturas de la jornada de este sábado, por encima de los 35 grados en la ciudad de Pontevedra, provocaron el tradicional éxodo a las playas de la ría, desde Lourido hasta A Lanzada y desde Portocelo hasta Bueu, lo que provocó largas retenciones en las carreteras de ambas márgenes., tanto para acudir a la costa como para el regreso vespertino.

Aspecto que presentaba ayer la playa de A Lanzada. | // NOÉ PARGA

Pero el principal exponente de esta situación es el trayecto entre Curro (Barro) y A Lanzada, es decir, la autovía do Salnés, de cuatro carriles, hasta Sanxenxo, y su prolongación de solo dos y que aguarda desde hace más de una década por un desdoblamiento que tiene pocos visos de salir adelante. Miles de conductores quedaron ayer atrapados en las largas colas para acceder a la zona de A Lanzada y tal fue el colapso que repercutió en la autovía, que ya presentaba atascos por la mañana a la altura del polígono de Nantes.

Mientras tanto, las playas presentaban el aspecto habitual de cada verano y las medidas de seguridad sanitaria asociadas al COVID parecen relajarse a orillas del mar.

Lo cierto es que este sábado fue, probablemente, el día más caluroso del año hasta ahora, con temperaturas que superaron con creces los 30 grados en todas las Rías Baixas. Según Meteogalicia, en Pontevedra se alcanzaron los 35 grados, uno menos que en Caldas, y en Sanxenxo se superaron los 33. Para este domingo, en cambio, se espera una reducción de la temperatura de hasta diez grados por la llegada de nieblas que pueden ser persistentes. Para los días siguientes se apunta a que el termómetro apenas pasará de los 20 grados.

Compartir el artículo

stats