Representantes de la CIG se concentraron ayer ante la Subdelegación del Gobierno para mostrar su rechazo al reciente acuerdo entre otros sindicatos, la patronal y el Gobierno central sobre la reforma de las pensiones al entender que “supondrá un empobrecimiento generalizado de las cuantías”, además de “mantener en su integridad la brutal reforma de 2011”.