La conselleira de Política Social, Fabiola García, ensalzó el poder transformador de las personas con discapacidad en el camino hacia una sociedad mejor. La conselleira visitó ayer el centro especial de empleo que la Fundación Juan XXIII tiene en Marín y que permite dar empleo de calidad a personas con discapacidad.

Fabiola García agradeció a la Fundación Juan XXIII su colaboración por permitir que las personas con discapacidad puedan tener un proyecto de vida, contar con más autonomía y tener aspiraciones personales.

A través del proyecto Natura XXIII, puesto en marcha en este centro especial de empleo, la entidad creó un vivero de árboles y plantas que da empleo a personas con discapacidad. “Un proyecto que está transformando este lago” y que tiene por objetivo seguir creando nuevos servicios de jardinería, exposición o venta de productos.

“Esto añade valor, porque da una oportunidad laboral a las personas con discapacidad y que así se sientan útiles y mejoren su calidad de vida y amplíen su proyecto de vida”, dijo la titular de Política Social.

La Fundación Juan XXIII lleva a cabo a través del proyecto Natura XXIII un programa de actividades lideradas por personas con discapacidad con los que pone en valor su autonomía personal. Durante el programa, los participantes cuentan con apoyo laboral y social para llevar a cabo diferentes labores.

Entre las tareas están la venta de plantas y artículos de jardinería a particulares y empresas, componer jardines temáticos o crear puntos de venta en los que artistas locales puedan exponer sus obras para venderlas.

María Ramallo

Por su parte, la alcaldesa, María Ramallo, subrayó el valor social que esta tarea de la Fundación Juan XXIII aporta al paraje del lago de Castiñeiras. “Nosotros, que llevamos más de 25 años trabajando con la Fundación Juan XXIII, estamos encantados de que el proyecto vaya creciendo, que sea multidisciplinar, que beneficie a varios servicios que, si se combinan bien, pueden ser capaces de hacer de este entorno un referente y además aplicarle ahora esa parte social que lo hacen diferente a todos los demás”, dijo la alcaldesa.

La conselleira también destacó que el Gobierno gallego financia las plazas de atención que esta entidad tiene en los centros de día y ocupacionales de Cangas y Pontevedra. Asimismo, también colabora en la sostenibilidad de las viviendas y pisos tutelados que tienen en la ciudad de Pontevedra y en la construcción de la nueva residencia abrirán en esta misma ciudad.

“Un completo abanico de servicios que hace de esta entidad un aliado fundamental en la búsqueda de una sociedad mejor”, expusieron desde este departamento. Es un “apoyo integral y de máxima calidad a las personas mayores”, subrayó la conselleira.