El COVID vuelve a condicionar los actos del Día del Carmen en la Escuela Naval. Acceso limitado, medidas sanitarias y, sobre todo, la ausencia de Felipe VI en la presidencia de la ceremonia de entrega de Reales Despachos y Jura de Bandera. La ministra de Defensa, Margarita Robles, será la encargada de encabezar los actos del próximo viernes en Marín. Robles estará acompañada por el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Antonio Martorell.

En esta ocasión serán 111 los oficiales que recibirán sus despachos, entre miembros del cuerpo general (61), infantería de Marina (13), intendencia (16) e ingenieros (21). Además, 79 alumnos aspirantes a oficiales jurarán bandera en esta misma ceremonia.

El acto se volverá a celebrar bajo estrictas medidas higiénico-sanitarias por prevención y seguridad ante la pandemia. Así, en formación estarán únicamente los alumnos de los cursos que juran bandera y los que reciben sus despachos de oficial. Habrá además un reducido número de invitados, dos familiares por cada uno de los alumnos.

El acto comenzará con la llamada general y formación del Batallón de Alumnos y después del acto de Jura de Bandera y entrega de Reales Despachos, se procederá al canto de la Salve Marinera y a la entrega de condecoraciones a los oficiales que han obtenido el “número uno” de sus respectivas promociones. El desfile de los nuevos oficiales bajo la Bandera y el discurso del director de la Escuela Naval pondrá punto final al acto. Será la despedida de Ignacio Cuartero al frente del centro castrense,. Su sustituto es Pedro Cardona Suanzes.

La Escuela Naval recuerda que todos los invitados deberán adoptar las medidas necesarias de seguridad e higiene para evitar la generación de riesgos de propagación del COVID y mantener, por lo menos 1,5 metros o en su defecto, medidas alternativas de protección física con uso de mascarilla de higiene adecuadas.

El uso de la mascarilla es obligatorio, en todo momento, dentro de la Escuela Naval Militar y La entrada y salida se organizará para evitar aglomeraciones de invitados. Habrá a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos y se recordará a los invitados, por medios de cartelería visible, las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID.

Los asientos en las gradas están distribuidos de modo que se mantiene, en todo momento, la distancia de seguridad interpersonal. Los asientos en los que no está permitido sentarse están rotulados a tal efecto.