Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ambulatorio incorpora una zona de Fisioterapia, una demanda histórica para sus 35.000 usuarios

Estado de una de las futuras salas de tratamiento.  // SANTOS ÁLVAREZ

Estado de una de las futuras salas de tratamiento. // SANTOS ÁLVAREZ

El ambulatorio Virgen Peregrina de Pontevedra incorporará este año una unidad de Fisioterapia que podrán utilizar sus alrededor de 35.000 usuarios, una demanda histórica que pondrá fin a las semanas, e incluso meses de espera, que sufren para recibir el tratamiento de rehabilitación en el Hospital Montecelo, de referencia en este servicio.

Los trabajos avanzan a buen rimo en el sótano del centro de salud, el más céntrico y antiguo de la ciudad. En esa zona había hasta ahora un área de descanso del personal, taquillas de enfermería e incluso un aula de docencia. Además, en una de sus salas era donde se vacunaba a los mayores durante la campaña de la gripe.

Los facultativos del ambulatorio celebran la incorporación de este servicio, ya que hasta el momento para poder enviar a sus pacientes a Rehabilitación tenían que seguir, en la mayoría de los casos, protocolos previos en los que se les exigía una radiografía y ecografía previas, lo que demoraba todavía más el proceso de recuperación.

14 días para Rx y 22 para eco

Según los últimos informes de listas de esperas y consultas hechos públicos por el Sergas, para una radiografía el tiempo medio es de algo más de 14 días, cuando antes los médicos de familia del ambulatorio eran capaces de enviar a sus pacientes en el propio día a hacerse las pruebas.

Si a ello sumamos los 22 días que se deben aguardar para la realización de una ecografía musculoesquelética, la espera total de pruebas requeridas para poder acceder a Rehabilitación de Montecelo supera, como mínimo, el mes. De hecho, las mismas estadísticas fijan en 33 días la espera media. La esperanza es que con la incorporación del servicio propio al centro de salud ese tiempo se acorte notablemente.

Dos obreros trabajan en la zona de la unidad. Santos Álvarez

Acceso desde Echegaray

La inversión en esta unidad de Fisioterapia será de 188.000 euros, que se destinarán a la reforma de espacios y al equipamiento necesario y mobiliario que se necesita para llevar a cabo la rehabilitación. Así, la zona contará con sala de tratamientos, camillas, bicicletas estáticas, espalderas, cintas de marcha y todo el material específico para su uso.

Aunque la gerencia del área sanitaria todavía no lo ha anunciado, la entrada se realizará desde la calle Echegaray, por cuestiones de accesibilidad al centro de salud.

No es la única zona de Fisioterapia que se habilitará en el área sanitaria, ya que también entran en el proyecto de incorporación de este tipo de servicio los centros de salud de A Tafona en Caldas de Reis (con una inversión de casi 30.000 euros) y el de Vilanova de Arousa (alrededor de 32.000 euros), cuyos pacientes también eran desviados hasta el momento al Hospital Montecelo.

En el caso de Pontevedra, el Virgen Peregrina se une al centro de salud de A Parda, que al año de abrir sus puertas ya inauguró su unidad propia de Fisioterapia, lo que ayudó a aligerar el volumen de pacientes desviados al hospital.

En el caso de A Parda, la unidad cuenta con un espacio de alrededor de 300 metros cuadrados con sala de espera, consultas y sala de tratamientos.

Compartir el artículo

stats