Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amelia Valcárcel | Filósofa

“No vivimos tiempos apocalípticos, pero nos creemos que sí”

“Si nos conociera alguien que vivió las dos guerras mundiales le apetecería llamarnos dos o tres cosas”

Amelia Valcárcel intervino ayer mediante una webinar en la apertura del curso de la Uned. | // RAFA VÁZQUEZ

“Tiempos de apocalipsis” es el título de la conferencia on line con la que Amelia Valcárcel, catedrática de Filosofía Moral de la Uned, inauguró ayer el curso de verano “Filosofía en tiempos de incertidumbre”. Éste se propone analizar un escenario marcado por las crisis económicas, sociales y políticas con las que iniciamos el siglo, a la que sumamos la pandemia y la transformación de nuestros modos de vida.

–¿Qué va plantear en la conferencia inaugural del curso?

–Se trata de lo siguiente: en la cultura occidental la idea de apocalipsis nos es familiar, no pasa en otras. La misma idea de apocalipsis hay que plantearse ¿dónde ha surgido, cómo y por qué? ¿Por qué es una idea que nos es tan familiar?

Tiempos más apocalípticos que los que vivieron quienes tuvieron que padecer la Primera y la Segunda Guerra Mundial no creo que sean los nuestro

decoration

–Plantea que ha surgido aquí, que es propia de Occidente

–Es absolutamente propia de Occidente, es una idea que nos llega por dos vías. Nos llega por una de nuestras herencias, la herencia judía, que es donde aparecen esos textos a los que llamamos Apocalipsis. Y nos llega por vía griega, por las filosofías griegas, que son las que dicen que el mundo acabará como un inmenso fuego, por ejemplo el estoicismo. Entonces la filosofía estoica ha contribuido mucho a cómo imaginamos el apocalipsis; y a que lo imaginemos. Y el judaísmo fue el que construyó los relatos apocalípticos, cuyas imágenes nos acompañan siempre. El asunto es: cuando la religión no es el sistema principal de pensamiento, el apocalipsis sigue, hay más películas de apocalipsis casi que de ningún otro tema.

–¿Vivimos tiempos apocalípticos?

–No, pero nos creemos que sí. Más apocalípticos que los que vivieron quienes tuvieron que padecer la Primera y la Segunda Guerra Mundial no creo que sean los nuestros.

–¿Estamos siendo un poco quejicas?

–Si nos conociera alguien de esos que nacieron, qué se yo, en 1880 y les tocaron las dos guerras mundiales, yo creo que le apetecería muchísimo llamarnos dos o tres cosas.

Sobre la reforma educativa en general lo que considero es que hay que estudiar. Hay que estudiar bastante porque este mundo que vivimos es complejo. Necesitamos una ciudadanía que sea muy consciente, lo más lista que podamos, y que esté muy bien informada

decoration

–¿Qué opina de la ley "trans"?

–Sobre eso no me voy a manifestar en absoluto.

–En plena pandemia quedó desdibujado el debate sobre la nueva ley educativa ¿qué le parecen estas reformas?

–Sobre la reforma educativa en general lo que considero es que hay que estudiar. Hay que estudiar bastante porque este mundo que vivimos es complejo. Necesitamos una ciudadanía que sea muy consciente, lo más lista que podamos, y que esté muy bien informada. Pero lo de que hay que estudiar es importantísimo. Yo no se si se necesitan (sonríe) tantas reformas educativas, pero que hay que estudiar es una verdad como un castillo.

Compartir el artículo

stats