Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El joven “rescatado” de un balcón, principal incidente del fin de semana de Sanxenxo

Un equipo de medio centenar de agentes se encargó de controlar los “botellones”, que no hubo en la calle, aunque sí en pisos particulares

El “rescate” por parte de los Bomberos de Sanxenxo a un joven de apenas veinte años que se encaramó al balcón de un edificio de la Rúa Madrid para recuperar su teléfono móvil fue el principal incidente del que se tiene constancia durante el fin de semana en la localidad. Sanxenxo y Portonovo se convirtieron en la “válvula de escape” para la movida nocturna ya que los bares no están sujetos a las restricciones de Pontevedra o Poio, por ejemplo. Además, abrió la mayor parte de la hostelería nocturna en unas jornadas en las que hubo un despliegue especial de las fuerzas de seguridad para evitar la celebración de “botellones”, especialmente a partir de las tres de la madrugada, cuando cerraban los locales.

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, comentó ayer que no había constancia de denuncias por estas prácticas en la calle, aunque todo apunta a que sí se celebraron en casas particulares. Casi medio centenar de agentes, de la Policía Local, la Guardia Civil y la Policía Autonómica se encargaron de velar por la seguridad y el cumplimiento de las medidas sanitarias, una colaboración que Martín agradeció especialmente porque “Sanxenxo necesita conservar su marca turística y consolidar el logro alcanzado el pasado año de ser un destino seguro”. Por ello, confía en que estos despliegues se mantengan algún fin de semana más, aunque no será posible entre semana.

De este modo, el episodio protagonizado por un joven, que se encaramó a unas chapas de obra y después a un balcón del primer piso en la Rúa Madrid, fue el principal incidente detectado. La “aventura” del joven, que se hizo viral en las redes sociales, ocurrió sobre las seis de la madrugada del domingo. Su móvil acabó en las chapas, a las que subió por una farola, pero después no era capaz de bajar. La Policía Local tuvo que solicitar la presencia del Servizo Municipal de Emerxencias de Sanxenxo para “rescatar” con un coche de bomberos al joven, que ha sido denunciado por alterar el orden y también tendrá que pagar la los gastos de la intervención.

Compartir el artículo

stats