La prisión provincial de A Lama cuenta con 70 vacantes en su plantilla de funcionarios porque “no se dispone de efectivos suficientes para cubrir todas las plazas de las Relaciones de Puestos de Trabajo, dado que durante los siete años anteriores a 2018 no se hicieron ofertas de empleo público suficientes”. Así lo asegura el Gobierno central en una respuesta al PP en el Congreso. En ella añade que uno de los objetivos de Instituciones Penitenciarias es “dotar al sistema de más medios y capacidades para cumplir con sus funciones. Por ello, desde el año 2018 se han hecho las Ofertas de Empleo Público más numerosas de los últimos años” y apunta que entre 2018 y 2021 se han convocado más de cuatro mil plazas para los Cuerpos Penitenciarios.