Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Victoria García | Escritora

“La literatura infantil no puede estar vacía de valores”

La escritora pontevedresa presentará el domingo en la “Festa dos Libros” su primer cuento infantil, “As formiguiñas filandeiras”

Victoria García posa con su libro en Pontevedra. | // FDV Nerea Fernándezn

“As formigas filandeiras tiñan medo de saír do buraco no que vivían, ata que un día se cansaron e decidiron que non podían seguir nesa situación. Así que lle preguntaron á Gran Mestra Filandeira, que lles deu a solución: tiñan que saír en ringleira e silandeiras”. Esta es la sinopsis del libro de cuentos “As formiguiñas filandeiras”, que la escritora Victoria García y la ilustradora Laura Cortés presentarán el próximo domingo en el puesto que la Librería Escolma prepara para la “Festa dos Libros” en la Praza da Ferrería de Pontevedra. Un cuento perfecto para hablar de cooperación y de trabajo en equipo a los más pequeños y de cómo juntos serán más fuertes todavía. Editado por Hércules, la historia está disponible en gallego, castellano y catalán.

–¿Cómo surgió la idea de estas temerosas hormigas y sus aventuras?

–Todo ocurrió el día que me tocó hacer una sustitución en la escuela en la que trabajo. Yo soy profesora de Educación Primaria, pero por un problema organizativo un día tuve que quedarme a cargo de todos los cursos de Infantil. Los niños montaron una auténtica fiesta jugando juntos y, cuando llegó el momento de marcharse a casa, no me hacían caso. Entonces, en lugar de enfadarme con ellos, decidí inventarme un cuento sobre unas hormiguitas. Yo era la Maestra Filandeira y les explicaba que necesitaba que hicieran una fila para poder llevarlos por el cole sin peligro para que no los aplastasen los niños mayores y ninguno se me despistara de la fila.

–El trabajo en equipo es uno de los temas más importantes de esta historia. ¿Cuáles fueron los valores que se planteó transmitir a los más pequeños cuando se sentó a escribir este libro?

–La verdad es que cuando comencé a escribir sólo pensaba en hacer un cuento que gustara, un cuento que los niños pudieran leer por el simple placer de hacerlo. Pero una vez que me metí de lleno en la historia, me di cuenta de que había muchos valores escondidos en la narración. Por ejemplo, la cooperación y el trabajo en equipo. El libro transmite la idea de que muchos seres pequeños cuando se juntan pueden conseguí grandes cosas.

–¿La historia contiene una metáfora de los peligros del mundo adulto?

–Una de las lecturas que se hacen de este cuento es precisamente sobre la importancia de explicar a los niños el modo de enfrentarse a los peligros, pero de una forma más suave, dulce y agradable.

– Cuando se sentó a redactar este cuento, ¿pensó en una historia para ser contada por los padres?

–Precisamente como surgió en un momento de propia improvisación y de juego, el libro se presta a ser muy teatrero. Las hormigas hacen ruidos como “piqui-piqui”, cada vez que se sienten en peligro, lo es propicio a la imitación de los pequeños. Es un libro muy divertido que puede funcionar igual de bien en las escuelas que con las familias.

–Usted se encargó de la narrativa y Laura Cortés hizo las ilustraciones, ¿cómo fue ese proceso, justamente, de colaboración para sacar adelante esta historia?

–Fue súper sencillo. Laura leyó la historia y conectó enseguida con ella. Las hormigas eran para Laura un animal en el que ya se había fijado anteriormente, porque nació en un aldea y desde siempre estuvo muy en contacto con la naturaleza. Todo ello se refleja en sus ilustraciones, llenas de color.

–¿Cómo recibe la invitación de participar en la “Festa dos Libros” de Pontevedra?

–Tengo muchísimas ganas de estar en Pontevedra, porque es la ciudad en la que nací y crecí. Estoy muy ilusionada porque todos mis amigos están aquí y, para mí, es como volver a casa.

–¿Cree que los lectores le dan verdadero valor e importancia a la literatura infantil?

–Los autores de literatura infantil tienen la sensación de que no se valora su trabajo. Como si hacer literatura infantil fuese un género secundario, cuando en realidad, los niños también tienen derecho a tener una literatura de claridad. La infancia es una etapa muy importante no sólo para crear futuros lectores adultos, sino también para formar personas. La literatura infantil no puede estar conformada por historias vacías, debe poder trasmitir valores.

–¿También es importante reivindicar la literatura infantil en gallego?

–Es muy importante. Hoy en día es muy habitual que los pequeños tengan serias dificultades para comunicarse de manera fluida en gallego. Por ello, es importante crear un vínculo emocional desde niños, a través de las lecturas, por ejemplo. El gallego debe ser parte de nuestra personalidad desde la infancia.

Compartir el artículo

stats