Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra y Poio, pendientes y preocupadas por más restricciones

Todo apunta a que el comité clínico recomendará hoy subir de nivel a ambos municipios por el importante aumento de casos COVID

Gente paseando por el centro de Pontevedra. // RAFA VÁZQUEZ

Gente paseando por el centro de Pontevedra. // RAFA VÁZQUEZ

Preocupación en los municipios de Pontevedra y Poio, que podrían subir esta misma semana en el nivel de restricciones en base a las recomendaciones del comité clínico de expertos que asesora a la Xunta en materia de COVID.

Y es que en el municipio capitalino, actualmente en el nivel medio-bajo, hay ya 93 casos activos después de que se disparasen los relacionados con el macrobrote derivado de los viajes estudiantiles a Mallorca.

Por su parte, en el de Poio, con 35 contagiados, las perspectivas tampoco son muy halagüeñas, puesto que ya subió al nivel medio el pasado fin de semana.

La portavoz del Concello de Pontevedra, Anabel Gulías, indicó que el gobierno local no tenía ayer ninguna información al respecto que hiciese esperar ese incremento en las restricciones y quiso destacar la “colaboración absoluta” con la Xunta de Galicia para “todas las medidas que se tomen”.

“Encontrarán al Concello de Pontevedra dispuesto a poner todo lo que esté en sus manos para contener este brote”, manifestó.

Asimismo, en declaraciones a la prensa, aprovechó para trasladar a la ciudadanía una llamada a la prudencia y a la responsabilidad. “Estábamos caminando en una dirección muy positiva a muy buen ritmo y nos jugamos mucho todos”, advirtió.

“Encontrarán al Concello de Pontevedra dispuesto a poner todo lo que esté en sus manos para contener este brote”

Anabel Gulías - Portavoz del Concello de Pontevedra

decoration

En este sentido, matizó que no se trata solo de la forma en la que la ciudadanía podrá disfrutar el verano, sino que también “nos jugamos la recuperación económica de todos los sectores”.

“En cuanto la Xunta, que es la que tiene competencias en esta materia, necesite algo, allí, como siempre, estaremos”, recalcó.

“El compromiso de este Concello siempre fue prever y contener cualquier situación”, concluyó respecto a la transgresión de las medidas anticovid en el municipio.

Golpe a la hostelería

Por su parte, el alcalde de Poio, Luciano Sobral, lamenta que este tipo de incremento en las restricciones va a suponer un golpe muy duro para la hostelería. “Hay que reconocer que la situación está mal”, dice.

Destaca que estos nuevos brotes en el municipio han mantenido a familias enteras confinadas en Raxó y Samieira, con varios familiares hospitalizados.

"Siempre destacamos las consecuencias a nivel sanitario, que son la prioridad, pero para determinados sectores el palo económico es muy grande"

Luciano Sobral - Alcalde de Poio

decoration

“Por supuesto siempre destacamos las consecuencias a nivel sanitario, que son la prioridad, pero para determinados sectores el palo económico es muy grande”, resume. “Lo deseable es que empezamos por fin a bajar”, añade.

El hecho de que se haya subido de nivel el fin de semana pasado ya ha generado preocupación en el sector hotelero, que ve peligrar las reservas de inicios del mes de julio, tal y como indica Sobral.

En todo caso, repite el mensaje de prudencia a la población: “que sigan usando la mascarilla y eviten contactos con no convivientes”.

Compartir el artículo

stats