“La red de fibra óptica avanza en el rural de la provincia de Pontevedra al ritmo que marcan las subvenciones del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con el Plan Estatal de Banda Ancha Galicia ( PEBANGA). La última convocatoria repartió el pasado mes de marzo 13 millones de euros que permitieron llevar el servicio a 5.552 hogares pontevedreses. Mientras tanto, las ayudas de la Xunta canalizadas a través de la Agencia para la Modernización Digital (AMTEGA), resultan escasas y opacas, pues la Xunta no ofrece datos de sus resultados”. Así lo reveló, el portavoz del grupo provincial socialista, Carlos Font, durante el Pleno de la Diputación.

A raíz de la moción presentada por el PP, que fue rechazada, Font subrayó que el avance digital es “una competencia autonómica más entre las muchas que la Xunta no ejerce y que esconde tras su obsesión por confrontrarse con el Ejecutivo central”. “¿Qué hace la Xunta? ¿Se queda sentada esperando la que nos resuelvan todo desde Madrid?”, se preguntó.

Además, recordó que las subvenciones para despliegue de fibra óptica en Galicia tienen apoyo de un 75% de los fondos europeos FEADER, “lo que también viene a demostrar lo que ya sabía todo el mundo: que la Xunta es incapaz de transformar esos fondos europeos en Km de fibra óptica y que el único avance real es lo que llega con las ayudas estatales”.

Font acusó al PP de “llegar siempre tarde” ya que el 2 de junio el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales visitó Galicia y anunció un nuevo esfuerzo de despliegue digital, con redes de alta capacidad hasta el año 2025, incluyendo la aceleración del 5 G. Un plan de la Estrategia para el Reto Demográfico que va a significar la movilización de 2.000 millones de euros con 13 proyectos piloto, nueve de ellos en la provincia de Pontevedra.

El diputado explicó que en el año 2015, la Xunta aprobó el Plan de Banda Ancha 2020, que fijaba como objetivos que el 100% de los hogares situados en núcleos rurales de más de 500 habitantes tuviera cobertura de alta velocidad .“¿Cumplió la Xunta esos objetivos?”, se preguntó, “¿o formaban parte de los Mundos de Yupi?”