Un conductor protagonizó en la mañana de este domingo un espectacular accidente en la avenida de Ourense de Marín en el que no se produjeron heridos pero si importantes daños materiales.

El vehículo se empotró contra otro que estaba aparcado. El conductor regresaba de su trabajo nocturno y dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas realizadas por la Policía Local, por lo que se apunta, como posibles hipótesis, que pudiera quedarse dormido al volante o sufrir algún despiste.