Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin atracciones por Santiaguiño, los feriantes temen ahora por su futuro en las fiestas de verano

La asociación gallega de propietarios de atracciones de feria trasladó su preocupación al portavoz del PP, Rafael Domínguez

Atracciones de las fiestas de A Peregrina instaladas en la Avenida de Reina Victoria. |   // GUSTAVO SANTOS

Atracciones de las fiestas de A Peregrina instaladas en la Avenida de Reina Victoria. | // GUSTAVO SANTOS C. Prieto

El presidente del PP de Pontevedra, Rafael Domínguez, se reunió ayer con representantes de la asociación gallega de propietarios de atracciones de feria para conocer la situación de este colectivo en relación con la programación de las fiestas de verano de Pontevedra. Desde el colectivo se ha asegurado que “solicitaron en tres ocasiones reunirse con el Concello y que sus peticiones fueron ignoradas, la primera en noviembre del año pasado”, según explicó el propio Domínguez, que añade que “es sangrante la falta de diálogo del gobierno local con un sector que lleva prácticamente dos años sin poder trabajar”.

La asociación ha trasladado al portavoz popular su temor a que el Concello “no cuente con ellos” para las tradicionales fiestas de la ciudad dentro de la programación estival. La primera cita a la que hicieron referencia es la fiesta de O Santiaguiño, en el barrio de O Burgo, “en la que cuentan con que el Concello no les permita trabajar”.

“La presencia de este sector va más allá de la economía. Es una inyección económica muy importante para la ciudad, pero tiene un gran peso social que Pontevedra no se puede permitir perder”, añade el presidente local del PP.

Domínguez ha escuchado cada una de las peticiones de la asociación, desde la que se advierte de que el Concello está fuera de plazo para la redacción de unas nuevas bases que regulen la instalación y funcionamiento de las atracciones de feria: “No solo sorprende la poca consideración que se tiene con este colectivo, es que en otras ciudades el trabajo ya está más que hecho. Ferrol, Vilagarcía, A Estrada, A Guardia, son localidades con el trabajo ya hecho, que han diseñado ya unas bases reguladoras para que este sector pudiese trabajar e incluso han reducido el pago de la tasa municipal por instalarse. Pero en Pontevedra empieza el verano y nos coge con los deberes sin hacer con un sector del que dependen muchas familias”, apostilló Domínguez.

La concejala de Festas, Carme da Silva, señaló que la postura del Concello de Pontevedra en este tema es la de “propiciar y favorecer” que los feriantes puedan instalar sus puestos para las fiestas estivales, “igual que lo hicimos el año pasado y con la programación que está en marcha. La edil nacionalista puntualizó que la intención es favorecer “todas las actividades vinculadas con este sector que sean viables en función de la situación epidemiológica y de la normativa existente”, que recordó que esta normativa “la determina la Xunta de Galicia” y que va cambiando para adaptarse a la situación provocada por la pandemia de COVID.

Da Silva señaló también la “dificultad” que supone la exigencia de un recinto acotado para instalar las atracciones y que, según su dimensión, variará el aforo: para zonas de menos de 8.000 metros cuadrados la superficie útil será hasta un máximo de 500 personas y si el recinto es mayor de 8.000 metros cuadrados, el límite será de mil personas.

“Queremos que las haya –las atracciones–, pero que estén sustentadas con una norma que lo permita hacer de forma segura para las personas que desarrollan esa actividad profesional y también para quienes van a disfrutar de esas actividades”, apuntó la concejala.

En este sentido, quiso recordar que “llevamos muchos meses trabajando en una programación que está sometida a la tensión de no saber qué normativa va a haber vigente en el momento en el que se desarrolle esa actividad. Hay algunas que lógicamente tienen que cambiar en función de cómo va mejorando la situación epidemiológica, pero hay otras en las que creo que la Xunta debe tener los deberes hechos con anterioridad y marcar posibles escenarios, porque eso nos permitiría anticiparnos en procedimientos de contratación, algo que ahora no es posible”.

Compartir el artículo

stats