El presidente del PP de Pontevedra, Rafael Domínguez, se ha reunido con representantes de la asociación gallega de propietarios de atracciones de feria para conocer la situación de este colectivo en relación con la programación de las fiestas de verano de Pontevedra. Desde el colectivo se ha asegurado que "solicitaron en tres ocasiones reunirse con el Concello y que sus peticiones fueron ignoradas, la primera en noviembre del año pasado", según explica que Domínguez, que añade que "es sangrante la falta de diálogo del gobierno local con un sector que lleva prácticamente dos años sin poder trabajar”.

La asociación ha trasladado a Domínguez su temor a que el Concello "no cuente con ellos" para las tradicionales fiestas de la ciudad dentro de la programación estival. La primera cita a la que hicieron referencia es la fiesta de O Santiaguiño, en el barrio de O Burgo, "en la que cuentan con que el Concello no les permita trabajar".

“La presencia de este sector va más allá de la economía. Es una inyección económica muy importante para la ciudad, pero tiene un gran peso social que Pontevedra no se puede permitir perder”, añade el presidente local del PP.

Domínguez ha escuchado cada una de las peticiones de la asociación, desde la que se advierte de que el Concello está fuera de plazo para la redacción de unas nuevas bases que regulen la instalación y funcionamiento de las atracciones de feria: “No solo sorprende la poca consideración que se tiene con este colectivo, es que en otras ciudades el trabajo ya está más que hecho. Ferrol, Vilagarcía, A Estrada, A Guardia, son localidades con el trabajo ya hecho, que han diseñado ya unas bases reguladoras para que este sector pudiese trabajar e incluso han reducido el pago de la tasa municipal por instalarse. Pero en Pontevedra empieza el verano y nos coge con los deberes sin hacer con un sector del que dependen muchas familias”.