Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilaboa espera recibir 2,5 hectáreas de suelo portuario desafectado

El presidente del Puerto de Vigo analiza con el alcalde los proyectos conjuntos

Almuiña, segundo por la derecha, visitó ayer el Concello de Vilaboa.

Almuiña, segundo por la derecha, visitó ayer el Concello de Vilaboa.

El Puerto de Vigo calcula que podrá desafectar y ceder al Concello de Vilaboa un total de 2,46 hectáreas de superficie de su titularidad en este municipio, tras su desafectación. Así se lo comunicó el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, al alcalde, César Poza, en el primer encuentro entre ambos. La cita sirvió para analizar la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP). Según informo Vázquez Almuiña a Poza, el documento está objeto de revisión por el Ministerio para la Transición Ecológica y, en este sentido, trasladó al regidor que la institución que preside está abierta a posibles cambios en su planteamiento.

No obstante, el presidente portuario destacó que la DEUP actual prevé desafectar cerca de un 50% de superficie en la zona de servicio terrestre del Puerto de Vigo en este municipio, lo que supondría ceder al concello un total de 2,46 hectáreas. Concretamente, el documento plantea la posibilidad de desafectar diversos tramos de costa en el entorno de Punta Estralo hasta el puerto deportivo de San Adrián de Cobres y desde Punta de Santo Adrao hasta Punta de Aradoiro.

Según precisó Almuiña el Puerto de Vigo tiene actualmente 4,93 hectáreas de superficie en la zona de servicio terrestre, que se vería reducida en casi un 50% tras la desafectación de un total de 2,46 hectáreas. De aprobarse finalmente esta propuesta de cesión a los vecinos de Vilaboa, la Autoridad Portuaria de Vigo mantendría únicamente 2,47 hectáreas en el municipio.

Por otra parte, la Autoridad Portuaria de Vigo trabaja en la próxima redacción del Plan Especial del Puerto, un documento supramunicipal y que afectará a los diferentes concellos sobre los que se extiende la actividad portuaria. Asimismo, Vázquez Almuiña se refirió a la reciente autorización otorgada por la Autoridad Portuaria de Vigo al Concello de Vilaboa para llevar a cabo las obras correspondientes a la rehabilitación, acondicionamiento y puesta en valor del Horno de Cal, el Muelle de Piedra y su entorno, situados en Punta Travesada, en San Adrián de Cobres, en un enclave natural cerca del Estrecho de Rande. Según recordó, los trabajos cuentan con un presupuesto total de 99.821,13 euros. Las obras correrán a cargo del Concello de Vilaboa, que deberá encargarse del mantenimiento y conservación de dichas instalaciones, tanto desde el punto de vista estructural como estético, efectuando a su cargo las reparaciones ordinarias y extraordinarias que sean precisas. Asimismo, la Autoridad Portuaria de Vigo podrá requerir al Concello la ejecución de las obras que estime convenientes para su correcto mantenimiento, debiendo ser realizadas por éste en los plazos que señalados.

Finalmente, el máximo responsable portuario mostró su disposición a estudiar posibles actuaciones de mejora y humanización en el entorno de los clubes náuticos, junto a la iglesia, siempre y cuando el Concello busque alternativas al aparcamiento en la zona.

El encuentro de ayer forma parte de la ronda de contactos que el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo ha mantenido durante los primeros seis meses de su mandato con los regidores de los municipios en los que se asienta la institución portuaria, que son Vigo, Redondela, Cangas, Moaña y Vilaboa.

Poza plantea un paseo litoral a Costas

El alcalde de Vilaboa, César Poza, cuenta con el compromiso de Costas para retomar un viejo proyecto de actúe en las Salinas con el objetivo de acometer un paseo litoral hasta el Forno do Cal. La idea lleva más de diez años olvidada y César Poza quiere ponerla de nuevo sobre la mesa de Costas “para trabajar en una intervención que, manteniendo la protección del espacio, permita su humanización y dar más cabida a las personas en el entorno”. “Es un viejo deseo de Vilaboa y sus gentes poder disfrutar del litoral, pero también será un activo turístico para el municipio”, explicó.

Compartir el artículo

stats