Los animales que habitan en el refugio de Os Palleiros y las personas que allí trabajan ya no tendrán que preocuparse cuando regrese el período de lluvias, gracias a las obras de reforma que permitieron acabar con las filtraciones de agua en la cubierta de las instalaciones de Campañó. La actuación fue ejecutada por la empresa Edigrup Global Obras y Servicios y supuso una inversión de 16.319 euros por parte de la Concejalía de Bienestar Animal.

Se tradujo en el desmontaje manual de la deteriorada cubierta de chapa anterior, la colocación de una estructura auxiliar –con un tubo estructural y la apertura de agujeros en panel para su anclaje– y la instalación de una nueva cubierta inclinada de paneles tipo “sándwich liso” de 30 milímetros de espesor y 1.150 milímetros de ancho, con una pendiente mayor del 10%. El resultado de los trabajos, que también incluyeron la dotación de canalones y bajantes circulares de aluminio en el exterior del edificio de la protectora para favorecer la óptima recogida de aguas pluviales, fue supervisado ayer por el teniente de alcalde, Tino Fernández, y el concejal de Bienestar Animal, Marcos Rey, que estuvieron acompañados por la responsable del colectivo Os Palleiros, Raquel Bello.

Rey mostró su satisfacción “por poder poner solución a unos problemas de filtraciones que se habían convertido en una auténtica preocupación para las personas que trabajan en el refugio”.

“Cada vez que se producían lluvias de cierta consideración –recordó el edil del PSOE– el agua afectaba a espacios destinados a la estancia de perras con cachorros, a la recuperación de canes sometidos a intervenciones quirúrgicas y al aislamiento de animales enfermos, así como al propio techo del quirófano, donde llegaba a entrar por unas fisuras muy próximas a la lámpara de la mesa de intervenciones. Esta situación no solo afectaba a la calidad de vida de los animales, sino que podía acabar por incidir directamente en su salud”.

En este mismo sentido, Tino Fernández incidió en la importancia de que “finalmente se le diese a este deterioro de la cubierta de la perrera, muy afectada por el paso del tiempo y la climatología, la solución definitiva y duradera que precisaba”.

Adopciones

El teniente de alcalde explicó que el refugio de Campañó acoge en estos momentos a un total de 63 perros y destacó “el buen ritmo de adopciones que está registrándose en este complicado año, con entre 12 y 15 adopciones al mes”.

“En breve vamos a presentar un programa complementario que permitirá que los nuevos dueños dispongan de las habilidades y conocimientos necesarios para educar y cuidar de los perros que acaban de adoptar”, añadió el edil.