Tras un curso atípico marcado por los protocolos sanitarios antiCOVID, las restricciones y las cuarentenas, los estudiantes de segundo de Bachillerato de Galicia se enfrentan desde hoy, y durante tres días, a la Avaliación de Bacharelato para Acceso á Universidade (la ABAU, antigua selectividad), la prueba que decidirá su acceso a la universidad y que condicionará, en función las calificaciones que obtengan, su elección de estudios.

Las facultades de Ciencias Sociais y Ciencias da Educación, la escuela de Enxeñaría Forestal, el Pabellón Universitario y el colegio Santiago Apóstol de la ONCE son las cinco sedes pontevedresas en las que, desde las 9.00 horas, se enfrentan desde hoy a la ABAU los 1.221 jóvenes convocados a estas pruebas.

Esta evaluación se abre con los exámenes matutinos sobre Historia de España primero y Lengua Castellana y Literatura después. Por la tarde y tanto mañana como el jueves se completarán todas las pruebas.

En Ciencias Sociales están convocados los alumnos de A Xunqueira II, Torrente Ballester, Luís Seoane Sagrado Corazón de Jesús de Pontevedra, así como estudiantes de Forcarei y A Lama, mientras que en Ciencias da Educación acuden desde el Sánchez Cantón, Valle-Inclán, A Xunqueira I y el CFEA de Lourizán, así como los alumnos de los institutos marinenses Illa de Tambo y Chan do Monte, además de los del Johan Carballeira de Bueu.

En Forestais están llamados los centros Frei Martín Sarmiento, A Xunqueira, Carlos Oroza, Montecelo, Los Sauces y la Escuela de Adultos Ríos Lérez, además de los alumnos de los institutos de Poio y Ponte Caldelas y del SEK-Atlántico.

Por su parte, el Pabellón Universitarios acoge los exámenes para estudiantes del IES de Vilalonga, en Sanxenxo, más de centros Cambados, Vilagarcía, O Grove, Vilaboa e Illa de Arousa. El colegio Santiago Apóstol de la ONCE reunirá al alumnado con discapacidades o necesidades especiales.

En este último caso, se trata de doce alumnos con diferentes discapacidades. Tres de los estudiantes son ciegos o tienen discapacidades visuales graves. Para su preparación contaron con el apoyo de los profesores que forman parte de los Equipos Específicos de Atención Educativa que la ONCE, en colaboración con la Consellería de Educación.

Los jóvenes que superen estos tres días de prueba podrán optar, en función de su nota de corte, por los estudios que deseen, que en el caso del campus de Pontevedra dispone de una oferta de once titulaciones con un total de 745 plazas.