Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campañó reafirma su “no” a la Variante

Manifestación en 2019 contra el trazado de la Variante de Alba.

Manifestación en 2019 contra el trazado de la Variante de Alba. Rafa Vázquez

Ni en formato “autovía”, como proponía la Xunta en 2019, ni en una alternativa más “urbana”, con aceras y “lombos”, como plantea ahora el Concello. Los vecinos de Campañó afectados por el eterno proyecto de la Variante de Alba, mantienen su rechazo frontal a esta carretera entre la PO-531 y la N-550 y no descartan las movilizaciones que ya protagonizaron hace dos años.

Su reacción llega después de que el Concello presentara en el Consello Parroquial su propia propuesta de carretera, por el mismo trazado que el de la Xunta pero con un diseño “de calle”, con solo dos carriles, en lugar de los cuatro de la Xunta, aceras, “lombos”, rotondas, límite de velocidad a 30 km/h e iluminación. Sería un vial de 800 metros de longitud que costaría unos 8,7 millones de euros, una cifra elevada debido a que incluye un viaducto sobre la AP-9 y el Eje Atlántico ferroviario.

Esta alternativa municipal mantiene el trazado elegido en su día por la Consellería de Infraestruturas, que tenía su arranque en la intersección de la PO-531 con la PO-310, muy cerca del colegio público de Parada, en Campañó, a 2,5 kilómetros del nudo de Bomberos, hasta desembocar en A Cendona, en Lérez. De este modo, era un itinerario mucho más próximo a la ciudad y alejado de la PO-225, pese a que en su día se planteó como una alternativa a esta última carretera.

Y es este trazado precisamente, sin variación alguna, la que reafirma el “no” de Campañó al proyecto. Con este nuevo frente, todo apunta a que la Variante de Alba quedará de nuevo guardada en un cajón, y más después de que el PP local expresara también su rechazo, un desacuerdo que se podría extender (por la coincidencia de partidos) a la Xunta. Fue ayer mismo cuando el concejal del PP de Pontevedra y responsable de Urbanismo de la formación, Pablo Fernández, dejaba que “no apoyaremos ningún proyecto que no tenga el ok de los vecinos”.

Fernández ha dado la “máxima prioridad a lo que los vecinos de las parroquias afectadas tengan que decir sobre el vial proyectado” y señala que “pedimos que se busque un trazado de consenso con los ciudadanos”. Fernández ha solicitado ya la propuesta completa, que el Concello todavía no ha presentado a la oposición.

El PP explica que desde que el concejal Demetrio Gómez divulgara la propuesta municipal, ha mantenido “diferentes contactos con representantes vecinales para tomar el pulso de la situación” y concluye que “el Concello tiene que proponer un trazado que cuente con la aprobación de los vecinos. Sin el consenso de ellos nosotros no apoyaremos ningún trazado, venga de quién venga”. Los concejales del PP ya han puesto en marcha una serie de encuentros para mantener esta campaña.

“Pedimos que se deje de ir en contra de parroquias como Lérez, Alba o Campañó. Es básico, antes de presentar cualquiera idea, que al menos los vecinos expresen sus ideas, ya que nadie mejor que ellos conoce su día a día”, indica Pablo Fernández. “Pedimos que el Concello se siente y hable con los vecinos, y que cuente con nosotros. Que tengan claro que nosotros tenderemos la mano para conseguir un trazado de consenso”, concluyó.

Compartir el artículo

stats