Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre que apareció muerto en Raxó era un vecino de Vilanova

El juzgado abre diligencias previas por presunto homicidio

Un momento del operativo en el puerto de Raxó

Un momento del operativo en el puerto de Raxó Gustavo Santos

El hombre que apareció muerto en el puerto de Raxó (Poio) el jueves pasado era un vecino de Vilanova, de 39 años. El cadáver fue localizado flotando y sin documentación, y pudo ser identificado por las huellas dactilares, pues el fallecido tenía antecedentes policiales. El Juzgado ha abierto diligencias previas por un presunto homicidio.

El fallecido es S.B.C., un vecino de la parroquia vilanovesa de Caleiro, muy conocido por las fuerzas de seguridad. Su cuerpo sin vida fue recuperado sobre las 15.00 horas del jueves por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Pontevedra, después de que dos personas que se dirigían a una embarcación auxiliar avistasen el cuerpo.

En un primer momento, los investigadores no apreciaron indicios de criminalidad, al tiempo que observaron que el hombre ya había fallecido antes de caer al mar, pues no tenía agua en los pulmones.

El hecho de que el Juzgado haya abierto las diligencias previas por presunto homicidio no significa que esta sea la principal hipótesis de los investigadores, sino que es una posibilidad abierta, habida cuenta de que se desconocen las causas exactas de la muerte del arousano.

El hombre fue identificado durante la tarde del viernes, y el entierro fue ayer sábado.

Compartir el artículo

stats