El alcalde y el edil responsable de las infraestructuras hidráulicas, Raimundo González, visitaron ayer los trabajos de instalación de las nuevas bombas en la estación de Monte Porreiro. Se trata de una actuación –en palabras de Miguel Anxo Fernández Lores– que supone “una mejora sustancial del equipo de bombeo”, al tiempo que “un avance importantísimo que nos permite tener un sistema de potabilización y de abastecimiento de agua potable de los mejores que puede haber, en este momento, con una calidad del agua excelente, y que garantiza haber resuelto el problema del agua de cara a los próximos 40 o 50 años”. La actuación que se está llevando a cabo en la estación de Monte Porreiro consiste en la sustitución de 4 electrobombas de succión, además de los cuadros eléctricos de cada una de ellas mejorando la seguridad del complejo y apostando por motores de alta eficiencia.