Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las noches de ocupación turística cayeron un 58% pero el sector empieza a ganar reservas

Las viviendas turísticas tienen reservas del 45% en julio y 70% en agosto, también de extranjeros

Una vista de la playa de Silgar, en Sanxenxo, que ayer registraba una ocupación próxima a la del verano. |   // RAFA VÁZQUEZ

Una vista de la playa de Silgar, en Sanxenxo, que ayer registraba una ocupación próxima a la del verano. | // RAFA VÁZQUEZ

El sector turístico se conjura para que este verano de 2021 suponga el inicio de la recuperación y para dejar atrás el desastroso balance de 2020. En el año de la pandemia de COVID-19, las noches de hospedaje turístico cayeron un 58,4% el pasado año en Pontevedra y su área de influencia, en el caso de visitantes de fuera de Galicia.

En la última década y hasta 2019 las cifras de ocupación no habían hecho más que crecer, según el Indicador de la intensidad de demanda turística que elabora el Instituto Galego de Estatística (IGE), con datos procedentes del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En la última década y hasta 2019 las cifras de ocupación no habían hecho más que crecer

decoration

La ocupación turística en la ría de Pontevedra y zona de influencia rondaba en la última década las 600.000 noches anuales. Fue así hasta el pasado 2020, que a causa de la pandemia de COVID-19 y las restricciones de movilidad bajaron a la mitad, unas 343.000 (incluyendo los viajeros interiores de Galicia). En el año anterior a la crisis sanitaria, 2019, la ocupación nocturna de establecimientos hoteleros había alcanzado la cifra anual de 719.317, con 460.443 ocupaciones de personas procedentes de fuera de Galicia, lo que supuso todo un récord sobre los años precedentes.

En el año del confinamiento, 2020, las noches turísticas fueron un total de 343.565, con 191.224 de personas procedentes de fuera de Galicia.

Ambiente en la playa de Silgar, Sanxenxo, en la tarde de ayer

2019, el mejor año

Así, entre el año 2019, el que ofrece mejores datos de la década, y el 2020, la caída de las noches de hospedaje de viajeros foráneos fue del 58,4 por ciento, mientras que el cómputo general de noches turísticas (incluyendo a los gallegos dentro de la comunidad), bajó en un 52,2 por ciento.

En esta serie, 2014 fue el año que ofreció los peores datos. La comarca tuvo en ese momento un total de 498.968 ocupaciones hoteleras nocturnas, de las que 316.339 eran de visitantes foráneos.

Se incluyen en este estudio todos los establecimientos turísticos de la ría y comarca interior de Pontevedra y su ámbito de influencia (hoteles, campings, apartamentos turísticos y alojamientos de turismo rural). Con la información ofrecida por estos establecimientos y cedida por el INE al IGE, se elaboran un conjuntos de indicadores para medir el impacto del turismo en el territorio. Estos indicadores se ofrecen para el conjunto de Galicia y una agregación de los ayuntamientos en 18 grandes destinos turísticos, en el que se incluye el de “Ría e Terras de Pontevedra”.

Terrazas de hostelería de Sanxenxo

El estudio también recuerda que en 2020, la entrada en vigor de la Orden de 19 de marzo motivó la suspensión de apertura al público de todos los alojamientos turísticos, quedando paralizada la actividad turística a partir de 26 de marzo. A partir de 11 de mayo y de acuerdo con una nueva Orden, los hoteles y alojamientos turísticos pudieron, de nuevo, abrir al público, pero con ciertas restricciones.

Pero la situación se presenta más optimista para este año y, de hecho, los establecimientos hoteleros de la comarca ya empiezan a recibir reservas para este verano.

Viviendas de uso turístico

Igualmente positiva es la previsión de las viviendas de uso turístico, cuyos propietarios afirman que empiezan a recibir reservas también de turismo extranjero. Portugueses y franceses son los que más eligen los hospedajes turísticos de las Rías Baixas para disfrutar del próximo verano. Este sector registra ya reservas del 45% para julio y 70% en agosto. Las prevenciones derivadas de la pandemia sanitaria ha hecho que muchos visitantes se interesen preferentemente por viviendas aisladas, con un pequeño jardín, piscina, o al menos terraza.

En el conjunto de los establecimientos, en 2020 las noches en alojamientos turísticos de Galicia se situaron en 4.715.097, cifra que dividida por el tamaño de la población gallega, se sitúa en 1,74 noches al año por cada residente en Galicia.

“A día de hoy, el ritmo de reservas para este verano es magnífico"

decoration

Asumiendo que un residente en Galicia pasa unas 365 noches al año en la Comunidad Autónoma, se puede obtener una medida del volumen de población que suponen los viajeros en relación a los residentes, dividiendo las noches entre el número de días del año y multiplicando el resultado por la población gallega. Así, en 2020, este indicador tomó el valor de 0,48% lo que significa que, en ese año, los turistas supusieron el equivalente a 0,48 nuevos habitantes por cada 100 residentes habituales. Este índice incluye la población de Galicia que visitó a lo largo del año algún destino turístico gallego y se alojó en alguno de los establecimientos turísticos considerados. Si ceñimos el análisis únicamente a los visitantes de fuera de la Comunidad Autónoma de Galicia, el indicador toma un valor de 0,28%.

La ratio para la Ría y Terras de Pontevedra es del 7,3% de las noches inscritas en Galicia en 2020.

La media de estancia pasa de 5 días en 2019 a la quincena

La presidenta de la Asociación de Viviendas Turística de Galicia (Aviturga), Dulcinea Aguín, indica que “a día de hoy, el ritmo es magnífico” en cuanto a reservas para este verano. Aguín destaca que el año pasado Galicia se promocionó como destino seguro, y este año se consolida como tal y “con alta demanda”. Los miembros de Aviturga empezaron a registrar reservas desde el pasado diciembre. La media de estancia pasó de una media de 5 días en 2019 a una demanda actual de 10 a 15 días, explica Aguín, quien recuerda que “ya hacía muchos años que no teníamos peticiones de reservas de un mes, como estamos teniendo este año”.

“Hacía muchos años que no teníamos peticiones de reservas de un mes, como estamos teniendo ahora”

decoration

Se están moviendo además las primeras reservas de turistas internacionales, que anticipan la apertura de fronteras en verano y no quieren arriesgarse a quedarse sin una buena ubicación. El mayor volumen de estas reservas se concentra precisamente en las Rías Baixas. El perfil del turista sigue siendo familiar y al margen de los visitantes extranjeros los principales lugares de procedencia son Asturias, Madrid y Castilla-León. En cuanto a los precios de estas viviendas de uso turístico, su portavoz asegura que “hay viviendas en todos los ayuntamientos adaptadas a todos los bolsillos” y así se puede reservar desde una semana por 300 euros en algunos puntos, si bien en el precio influye mucho la ubicación, el tipo de vivienda, la capacidad, los detalles, etc. La vivienda más demandada es la independiente con un buen jardín y piscina, así como casas rurales.

Compartir el artículo

stats