DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De clase a Twitch: jubilación sin límites

La asociación de alumnos universitarios sénior de Pontevedra tiene en marcha un programa de radio online

Varios alumnos sénior que forman Ponte na Onda. |   // GUSTAVO SANTOS

Varios alumnos sénior que forman Ponte na Onda. | // GUSTAVO SANTOS

¿Y ahora qué? Esa es la pregunta que se hacen muchas personas cuando llegan a la jubilación. Parece que empieza ahí una nueva etapa de vida, mucho más tranquila para la que no hay grandes planes. Una idea que aburre a muchos que han encontrado en la Universidad la respuesta a sus necesidades. Es el caso de los alumnos sénior del Campus de Pontevedra, pertenecientes al Programa Universitario de Mayores, que forman una asociación y que, además se han lanzado al mundo de la radio.

Lo hacen además a través de una de las plataformas online más de moda, Twitch. Miguel Yebra, presidente de la Asociación do Alumnado e exalumnado Sénior de Pontevedra, reconoce que sabe de esta herramienta gracias a los universitarios. Su canal, Ponte na Onda emite a diario música cuando no tienen programación. Por el Día das Letras Galegas realizaron una programación de 12 horas ininterrumpidas con diversas entrevistas, conciertos y mesas redondas y tienen programas, como “Non lle chores á cebola”, de cocina, “Hoxe camiñamos por”, que va de rutas de senderismo, cuentos en gallego o entrevistas.

“Tenemos una actividad frenética”, reconocen. “Hacemos reunión de producción online todas las semanas, primero tratamos todo lo que salió mal en las emisiones anteriores para que no vuelva a ocurrir y ponemos en marcha una tormenta de ideas y asignamos el trabajo. Una vez realizado lo pasamos a la parte técnica, para corregir los fallos que pueda haber y después emitimos”, ya que Twitch permite hacerlo en diferido con un automatizador”, explican desde un pequeño estudio casero.

“Empezamos a principio de curso muy tímidamente, pero ya llevamos unos seis meses emitiendo. Hay un gran volumen de emisoras y nuestra difusión es muy reducida, pero tampoco tenemos ninguna pretensión. Queremos llegar a nuestros asociados y a la gente que pueda estar interesada en lo que emitimos”, explica Yebra. Y es que uno de los objetivos de la asociación es dar a conocer este programa universitario a aquellos que estén aburridos o quieren hacer algo más para combatir la “soledad no deseada”.

"Queremos llegar a nuestros asociados y a la gente que pueda estar interesada en lo que emitimos"

decoration

Gloria Pérez, de 62 años es una amante de la radio y ahora la está viviendo por dentro. Lleva cinco años ligada a la universidad. Entró al programa recomendado por un familiar y en la asociación dice haber encontrado “gente que quiere envejecer de una manera similar a la tuya”. Este curso ha estudiado por primera vez con alumnos jóvenes y apunta que “la relación intergerenacional es muy atractiva, pese a ser de manera telemática” ya que el COVID le ha obligado a adaptarse más a las nuevas tecnología. En la radio tiene una sección, “Plataformamaniácos”, donde tratan diversas series, películas y documentales.

Un atractivo y “una razón para levantarse”

El PUM, el Programa Universitario de Mayores, consta de dos ciclos, uno intensivo para quienes no tienen titulación universitaria, y otro el integrado, donde se pueden asistir a determinadas materias como el resto del alumnado joven. Ese e uno de los aspectos que más atrae a los alumnos ya que señalan que hay una gran riqueza en la relación intergeneracionales. Los alumnos sénior defienden que “la universidad es una oportunidad como alternativa para aprender y socializar muy atractiva”.

Uno de los alumnos, Miguel Yebra, apunta que además les da “un motivo para levantarte cada mañana, que es una gran incentivo para la longevidad”. Y es que creen que cuando te jubilas se pierde la posibilidad de contacto con otras personas, algo que permite la universidad. “Durante los 30 primeros años de vida, un ser humano aprende y hace un montón de cosas. Una persona de 55 años es muy probable que tenga otros 30 años de vida y la sociedad no ha preparado nada para ellos y tú no puedes estar 30 años mirando las obras, como quien dice”, señala Yebra. Conchi Mumari valora muy positivamente esta experiencia. Entre otras asignaturas ha cursado informática y señala que de todas las materias, incluso las que podían parecer más tediosas, ha sacado algo interesante. José Luis Fernández, de 65, viene de estudiar, entre otras, Ecología forestal. Para él lo fundamental es que con otros. “Nos juntamos gente muy diferente y enriquece mucho”, señala.

Todos coinciden de que a esa edad la universidad “te abre muchas oportunidades” y desde la asociación enfocan esa vida universitaria que no incluye la docencia. “Nuestro objetivo es ayudar a que la gente conozca este plan y cuando se jubilen no esté perdida sin saber qué pueden hacer, sabiendo que esta es una alternativa que no te limita, ya que tampoco es una asistencia a clase diaria obligatoria”, explican comentando las actividades y visitas culturales que realizan, aunque este año todo se ha quedado en el plano online.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats