Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lourizán aspira a recuperar la mitad de su banco marisquero catalogado como zona C

La cofradía se apoya en que hay dos medidores y las muestras de uno de ellos pueden mejorar en pocos meses con las obras de modernización de la depuradora de Placeres

Mariscadoras en el banco de Placeres. |  // GUSTAVO SANTOS

Mariscadoras en el banco de Placeres. | // GUSTAVO SANTOS

“No es lo mismo tener el 40% del banco de marisqueo cerrado que tener un 20% o menos”, explica claramente Carmen Vázquez, patrona mayor de la Cofradía de Lourizán. Con este razonamiento, la cofradía pide al Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia, Intecmar, que divida la parte del banco declarado hace unos días como zona C, que implica un alto nivel de contaminación en el agua.

Y es que dentro de la zona afectada, el subsector GAL-10/08-2, hay dos puntos de muestreo, uno de los cuales indica valores mucho más positivos que el otro. Por ello y teniendo en cuenta las próximas obras que se realizan en la depuradora de Placeres y que ayudarán a mejorar estos valores, las mariscadoras de Lourizán pide dividir la zona, para poder recuperar la mitad de ella en los próximos meses. La otra mitad afecta al punto de Cocheras, donde la situación es más compleja.

“Con esa calificación dimos un paso atrás, pero ya lo esperábamos, porque mientras no se solucionen todos los problemas que tenemos a nuestro alrededor, seguirá así”, apunta Vázquez.

Confían que en julio o agosto puedan comenzar a funcionar los nuevos sistemas de la planta, así que una de las dos zonas de muestreo podrá dar mejores cifras y abrirse antes. “Si va bien Punta Placeres, nos pueden abrir esa zona y luego la 4, que corresponde al bombeo de Cocheras está en previsión de una obra y quedaría más tiempo cerrado", señala.

Cabe recordar que esta misma área ya fue calificada como zona C durante una década, apenas fue recuperado hace unos cuatro años, siendo conscientes de que la situación aún no era estable. Vázquez señala que esta misma propuesta la hicieron hace años, pero entonces no era viable. “Ahora sí podría serlo por las mejoras en la depuradora. Y no es lo mismo esperar unos meses que esperar diez años, como nos pasó anteriormente”, aclara.

Sobre la zona de Cocheras, la patrona es tajante: “Hemos peleado mucho, protestado y hecho manifestaciones para que se nos escuchara y han visto con el estudio del plan de saneamiento que había que hacer algo sí o sí. El bombeo de Cocheras es el punto clave y el motivo por el que la zona está cerrada. Es un bombeo muy grande y cuando hay agua de lluvia alivia al mar y está en la boca más estrecha de la ría, en el nudo de Placeres, donde empieza el banco de marisqueo. Con la subida y bajada de marea lo que hace es perjudicarnos”, apunta esperando que el convenio entre Augas de Galicia y el Concello de Pontevedra mejore la situación.

Recuerda además que el problema se agrava en verano, cuando la población aumenta exponencialmente, sobre todo en Poio, y que el saneamiento en el rural cada vez es mayor y el problema sigue siendo el mismo. “Mientras las obras no se terminen el problema de Cocheras sigue ahí”, espeta.

La declaración de zona C al 40% del banco afecta principalmente al marisqueo a pie, pero también al de a flote. Esta misma clasificación, que solo permite vender para conserva, se ha adjudicado al banco de Cunchidos, en Vilaboa, en la ría de Vigo.

Compartir el artículo

stats