A Concellería de Igualdade comenzó a impartir el pasado 27 de abril una serie de talleres destinados a formar en valores y actitudes de igualdad libres de estereotipos, evitar la violencia de género en las redes sociales, identificar las relaciones afectivas tóxicas (como fuentes de dominio y sumisión) y prevenir las violencias sexuales. Hasta ahora, los talleres, incluidos dentro de la campaña del 8M, se desarrollaron en los colegios de Campañó, Xeve, Campolongo y Lérez, así como en el IES Luis Seoane, llegando a más de 500 alumnos. Una cifra que, tal y como señala la concejala de Igualdade, Yoya Blanco, su departamento espera multiplicar en los próximos meses, puesto que “las estrictas medidas anti COVID llevaron a muchos centros a posponer su organización y la mayoría de los institutos y colegios nos comunicaron que buscarían huecos para hacerlos a partir del Día das Letras Galegas”.

La próxima semana -avanza Blanco- volverán a contactar con las direcciones de los centros, ya que “las charlas que se desarrollaron salieron realmente bien y esta formación supone una parte imprescindible del aprendizaje de nuestros futuros hombres y mujeres, siendo un elemento esencial para erradicar el machismo y la violencia sexual y de género de nuestra sociedad”.

Los talleres, diseñados e impartidos por las formadoras especialistas en género y coeducación Priscila Retamozo Ramos y Amara Pérez Davila, abordan diferentes temáticas y están planteados en función de las edades del alumnado al que van dirigidos, impartiéndose en centros educativos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de Pontevedra.

Entre las charlas ofertadas por la Concellería de Igualdade se incluye un taller denominado “Libres de estereotipos”, para promover la igualdad entre mujeres y hombres desde el último ciclo de Primaria; otro titulado “Non é non”, de prevención de la violencia sexual en Bachillerato y Formación Profesional, y uno que epígrafe “‘Hackeando ao machismo a golpe de memes, directs e likes”, en el que se explican los conceptos fundamentales de la teoría feminista y se interpela y anima a la juventud a tener una conciencia crítica, aprendiendo a ver cómo el machismo impregna sus vidas y se les alienta a crear contenidos que den cuenta de realidades más plurales, diversas e igualitarias.

Según apunta Yoya Blanco, los talleres permiten abordar objetivos como “poner de manifiesto los estereotipos de género existentes en las relaciones y tareas familiares, en el uso del lenguaje o en los medios de comunicación; formar en valores y actitudes de igualdad que enseñen a los chavales a compartir desde el respeto, el reconocimiento mutuo, la autonomía y la corresponsabilidad; prevenir la violencia sexual; contrarrestar las formas, mensajes y actitud aprendidos de forma cotidiana que abonan el terreno para a relaciones de desigualdad y que fomentan actitudes violentas, o proponer otros modelos de relación, referentes más igualitarios y empoderar para entender las redes sociales como herramientas para el cambio social”.