Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra ya sabe qué pub participará en la prueba piloto de la Xunta

La Pomada es uno de los seis locales elegidos en toda Galicia para llevar a cabo este mes una prueba para reabrir el ocio nocturno. Daniel Lorenzo, su propietario, confía en que todo salga bien porque “nos hace falta ir poco a poco viendo la luz”

Daniel Lorenzo en la barra de su pub, La Pomada, ayer. |   // GUSTAVO SANTOS

Daniel Lorenzo en la barra de su pub, La Pomada, ayer. | // GUSTAVO SANTOS Gustavo Santos

Han sido los primeros en cerrar y van a ser los últimos en volver a abrir, pero al menos el plan para reactivar el ocio nocturno en Galicia ya está en marcha. La Xunta prepara una prueba piloto en seis ciudades de la comunidad para comprobar si el protocolo de medidas funciona y se puede comenzar la desescalada en este sector. Todavía no hay fecha fijada para esta experiencia, que se calcula que será a finales de este mismo mes, pero sí se conocen ya los locales que van a participar en ella, y Pontevedra estará presente con la representación del pub La Pomada, situado en la Rúa Real.

“Estamos para colaborar y para ayudar, en eso somos claros, queremos ayudar en todo lo posible y hacer que esto vaya mejorando poco a poco”, apunta Daniel Lorenzo, propietario del local y presidente de la Asociación de Hosteleros Empresarios de Pontevedra (Hoempo), que recoge también el sentir de todo el sector cuando afirma que “es muy positivo que ya se esté hablando de una prueba piloto y se estén poniendo unas bases para llevarla a cabo. Nos hace falta ir poco a poco viendo la luz y, si todo sale bien, que ya haya unas fechas aproximadas para la reapertura”.

Por ahora, ni Daniel Lorenzo ni los propietarios de los otros establecimientos que participarán en esta prueba piloto –Tokyo, en Vigo; Pelícano, en A Coruña; Miudiño, en Ourense; Capitol, en Santiago, y Anagrama, en Lugo– saben muchos detalles de cómo será esta experiencia y cómo se analizarán después los resultados. “En principio se haría en un solo día, pero no tenemos nada confirmado todavía. La idea es hacer la prueba a finales de mes para después tener un mes durante el que todos los locales se vayan adaptando para poder reabrir”, explica el dueño de La Pomada.

Está previsto que este viernes se celebre una reunión con representantes de la Xunta para perfilar cómo será la prueba piloto y cuáles serán las condiciones en las que se llevará a cabo y también la posterior reapertura de todo el ocio nocturno. Por ahora, la administración ha elaborado un borrador del protocolo a seguir, en el que se incluyen pautas como el registro de clientes, uso obligatorio de la mascarilla, distancias de seguridad en interior, en exterior y en la pista de baile, control de acceso a los aseos, ventilación y un aforo limitado al 30% de la capacidad del local. Es en este último punto donde los empresarios tratarán de negociar un aforo algo mayor para que sea rentable abrir sus negocios incluyendo a cambio el requerimiento de una prueba PCR o test de antígenos a los asistentes, de modo que se garantice que quienes accedan a las discotecas y pubs estén libres de COVID.

“Parece que va a ser similar al verano pasado, pero con distancias mayores”, comenta Lorenzo, que añade que “lo más importante ahora es que los datos sanitarios sigan siendo buenos para que se pueda reabrir”, porque la premisa básica que establece la Xunta es que solo podrán abrir los locales que estén en municipios que se encuentren en un nivel de riesgo medio-bajo.

El propietario de La Pomada señala que, después de más de 14 meses prácticamente cerrados –excepto el verano pasado– y de tantas dificultades, que se empiece a planificar la reapertura del ocio nocturno “es para estar contentos”. En su caso particular, explica que “me preguntaron si estaría dispuesto a participar en la prueba y les dije que sí. Estaré siempre dispuesto a ayudar y a aportar todo lo que pueda para que esto vaya mejorando poco a poco, pero no solo yo, porque hay una predisposición muy positiva en todo el sector”.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, comentó ayer que la reapertura del ocio nocturno estará condicionada a que se mantenga la buena evolución de la pandemia de COVID y a que el Gobierno central “levante” la prohibición de esta actividad, al tiempo que pidió “prudencia” para llevar a cabo esta particular desescalada con todas las medidas de seguridad.

Medidas que la Xunta propone en el protocolo

El borrador del protocolo para la reapertura del ocio nocturno elaborado por la Xunta parte de una premisa básica: solo podrán abrir los locales de los municipios que se encuentren en un nivel de riesgo medio-bajo; es decir, aquellos cuya incidencia acumulada a 14 días sea inferior a 150 casos por cada 100.000 habitantes.

A partir de ahí, la administración ha diseñado una serie de medidas que negociará con los empresarios esta misma semana para poder iniciar cuanto antes la desescalada en este sector. Estas serían:

  • 1 - Límite de aforo y ventilación

La Xunta propone un aforo del 30% en interior y del 50% en terraza, pero los empresarios negociarán su ampliación a cambio de exigir una prueba PCR o test de antígenos a los clientes. El consumo deberá hacerse siempre sentado, con un máximo de cuatro personas por mesa. Además, se tendrá que mejorar la ventilación; el local no deberá superar los 800 ppm de concentración de CO2 y el medidor, que deberá tener los niveles visibles, no se podrá situar junto a la ventana.

  • 2 - Control de acceso en entrada y aseos

Los clientes aportarán nombre, apellidos, teléfono y hora de acceso y este registro se deberá guardar durante tres meses. También habrá control de acceso a los aseos, con una persona cada 4 metros cuadrados.

  • 3 - Distancia interpersonal

En interior, la distancia interpersonal deberá ser como mínimo de 1,5 metros y en la pista de baile se necesitarán 3 metros cuadrados por usuario. El uso de mascarilla será obligatorio y se permitirá fumar en las terrazas.

Compartir el artículo

stats