La Policía Local de Poio ha identificado a 25 personas y ha formulado denuncia contra un bar de Poio donde los clientes “consumían sustancias estupefacientes tranquilamente en la terraza y sin cumplir las restricciones COVID”, según informa la propia plantilla policial.

La intervención se produjo a las 20.00 horas del pasado viernes “en el marco de las actuaciones que este cuerpo viene realizando para impedir la venta, distribución y consumo de sustancias estupefacientes en los establecimientos”.

Los agentes denunciaron a los propietarios del establecimiento “por tolerar el consumo de sustancias estupefacientes en su interior”. Tras realizar un registro, se procedió al decomiso de una docena de dosis de hachís, así como pequeñas cantidades de marihuana. La Policía Local también intervino navajas utilizadas como útiles para cortar las sustancias, y otros utensilios localizados a clientes.

En total, fueron identificadas 25 personas porque se “comprobó que había clientes que consumían las sustancias en forma de "trompetas" sentados en los veladores de la terraza tranquilamente sin respetar las distancias de seguridad y sin cumplir las restricciones COVID. Muchos de ellos tiraron las sustancias al suelo al observar la presencia policial”.

A la vista de estas aprehensiones, la Policía Local tramitó un total de once denuncias, que recayeron en clientes del local a los que se les imputó una infracción por tenencia de drogas, una conducta castigada con sanción económica por la Ley de Seguridad Ciudadana.

Otra recayó sobre el propietario del negocio ubicado en una parroquia del municipio, “por la tolerancia con sus clientes, es decir, por permitir el consumo de estas sustancias en el bar”.

Tambien se tramita otra docena de propuestas de sanción por no cumplir las restricciones sanitarias.