Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital Provincial puso una pulsera equivocada a un paciente, que recibió el tratamiento erróneo

Hospital Provincial de Pontevedra

Hospital Provincial de Pontevedra

El Juzgado Contencioso Administrativo 1 de Pontevedra condena a la Consellería de Sanidade a indemnizar a un vecino de Bueu de 76 años, a quien por error el Hospital Provincial colocó una pulsera equivocada en su muñeca estando hospitalizado, por lo que se le estaba administrando el tratamiento que le correspondía a otro paciente. La sentencia censura la mala praxis del Sergas, que en una primera reclamación rechazó el recurso del afectado.

El paciente, tras darse un golpe en la cabeza por una caída en la calle, fue trasladado en un primer momento a la UCI del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo en enero de 2019. Se le intervino quirúrgicamente en neurocirugía. Evolucionó favorablemente, pero según la sentencia en este centro sanitario se le administró un tratamiento posterior erróneo.  

Posteriormente, tras su mejoría, el 31 de enero se le trasladó al Hospital Provincial de Pontevedra, para tratamiento rehabilitador. Tras su ingreso en planta se cometió otro error muy grave: le pusieron la pulsera identificativa de un paciente distinto, según indica la sentencia. Esto conllevó la administración de fármacos y menú inapropiados para su dolencia, lo que llegó a provocar un conflicto entre una de sus hijas y una enfermera. Al día siguiente su hija descubrió el error de la pulsera, siendo reconocido por el personal enfermero y facultativo. Finalmente obtuvo el alta hospitalaria en febrero de 2019.

La sentencia incide en la mala praxis de ambos hospitales, "que le generó la prolongación de su internamiento hospitalario, así como sufrimiento y angustia". Cuantificó el daño producido en la cantidad de 3.000 euros.

En una primera reclamación, el Sergas desestimó la reclamación indemnizatoria que formuló el perjudicado por los daños y perjuicios derivados de la asistencia sanitaria prestada en el Hospital de Vigo y en el Hospital Provincial de Pontevedra en los meses de enero y febrero de 2019. La Consellería de Sanidade manifestó en su alegato de contestación en el acto del juicio, en resumen, que el recurrente recibió una asistencia correcta y exitosa en la sanidad pública ante la dolencia grave por la que se le ingresó.

El afectado interpuso recurso contencioso-administrativo contra la resolución de 8 de octubre de 2020 del conselleiro de Sanidade de la Xunta de Galicia, desestimatoria del recurso presentado frente a la resolución que a su vez desestimó la reclamación indemnizatoria que formuló por los daños y perjuicios derivados de la asistencia sanitaria prestada en el Hospital de Vigo y en el Hospital Provincial de Pontevedra.

El Juzgado Contencioso Administrativo 1 de Pontevedra condena ahora a la Consellería de Sanidade, anula dichas resoluciones, condenando a la Administración demandada a abonar al demandante la cantidad de mil quinientos euros

Compartir el artículo

stats