Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos a compostar

El maestro compostero explica a los vecinos de General Rubín cómo es el proceso de tratamiento de los bioresiduos.   | // GUSTAVO SANTOS

El maestro compostero explica a los vecinos de General Rubín cómo es el proceso de tratamiento de los bioresiduos. | // GUSTAVO SANTOS

La Diputación prevé dar un nuevo impulso al plan Revitaliza de gestión de residuos y tras modificar la ordenanza provincial implantará el sistema universal de separación en origen de todas las fracciones. Se pasa así a una etapa “no voluntarista”, un gran salto adelante en el cumplimiento de la normativa europea y que busca anticiparse a las posibles sanciones de la UE.

A la obligatoriedad de separación en origen se suman otras líneas de trabajo, como las bonificaciones y primas en las tasas a los particulares, empresas y entidades que composten y reciclen y, en el extremo contrario, cobrar lo que realmente cuesta el servicio a quienes se desentiendan de esta responsabilidad.

Una tercera clave de esta nueva andadura es que todas las actividades económicas no domiciliarias, es decir las empresas, entidades, centros educativos etc, serán analizados en función de sus ingresos y el volumen de residuos generados, de modo que se establezca una gradación en las tasas.

El vicepresidente de la Diputación, César Mosquera, no oculta su satisfacción porque el programa sea “la referencia en la UE” en la gestión de residuos. “Los concellos fueron unos auténticos jabatos” en la implantación, asegura el responsable del Plan Revitaliza, “tuvieron el ánimo, la disposición y la confianza para partir de cero, con una decisión y una potencia enorme”.

Las empresas, entidades, centros educativos etc, serán analizados en función de sus ingresos y el volumen de residuos que generen cada una, de modo que se establezca una gradación en las tasas que abonen

decoration

La implantación de la separación obligatoria se relaciona tanto con que “ya tenemos más conocimientos”, indica César Mosquera, “y de toda esa experiencia hay que aprovechar las partes positivas de incorporar nuevos elementos”. El año 2020 era la fecha establecida para reutilizar al menos la mitad de los residuos que generan los concellos, pero solo algunos se acercaron a las exigencias de la UE.

“No llegaron a cumplir a causa de la pandemia”, lamenta el vicepresidente provincial, que recuerda que en estos momentos la separación de las fracciones de residuos está siendo voluntaria, lo que implica “unos límites claros, por experiencias en Italia o Austria sabemos que el recorrido se sitúa en un 40% o un 55% del total”.

El objetivo que establece la UE para 2030 es alcanzar al menos el 60% de la separación en origen de todas las fracciones. En estos momentos (y aún triplicando las medias gallegas y del estado) los concellos de Pontevedra no llegan al 40%.

A la obligatoriedad de separación en origen se suman otras líneas de trabajo, como las bonificaciones a los particulares, empresas y entidades que composten y, en el extremo contrario, cobrar lo que realmente cuesta el servicio a quienes se desentiendan

decoration

Según los municipios, los porcentajes de separación en origen se sitúan entre el 33% y el 38% (frente a medias gallegas que no superan el 14%), pero, con todo, este sistema obliga a mantener una doble línea de recogida, simultaneando los contenedores verdes y los marrones, manteniendo la flota de camiones e implementando más plantillas.

Ante este escenario, la Vicepresidencia provincial entiende que es el momento de “dar el salto, tiene que ser universal la separación en origen de todas las fracciones”, especialmente, añade César Mosquera, los biorresiduos. Lograr ese objetivo en los próximos años “es el gran reto o nos quedaríamos estancados”, añade.

Tras el exitoso arranque del plan, sus responsables reconocen que “estamos en terra incógnita”, dado que apenas hay experiencias semejantes en Europa que no impliquen “subidas de tasas brutales como las que se produjeron en Austria o en el norte de Italia”, un costes ajustados.

En el caso de Italia varios territorios implantaron tasas de alrededor de 300 euros por familia y año. Supone “más de tres veces”, recuerda la Diputación, el coste del servicio de Pontevedra “y aún así es deficitario”

Los porcentajes de separación en origen en los concellos de Pontevedra se sitúan entre el 33% y el 38% (frente a medias gallegas que no superan el 14%), pero, con todo, este sistema obliga a mantener una doble línea de recogida

decoration

.

Para implantar esta nueva etapa del Revitaliza La Diputación ya ha tramitado la modificación de la ordenanza, que se ajusta a la nueva normativa de la UE. Todos los municipios adheridos y que quieran dar este paso adelante tendrán que aprobar una ordenanza propia para separar todas las fracciones de residuos (desde papel al vidrio, biorresiduos, pilas, aceites, ropas, envases…) en origen. A partir de ahí, serán entregados en el punto de depósito, una obligatoriedad que, destaca César Mosquera, es hoy por hoy “la única manera de cumplir los objetivos de la legislación europea”.

La idea no es solo que el compostaje sea universal sino la equidad. “No puede ser que se le cobre lo mismo a un negocio que genere muchos residuos que a otro que apenas genera”, señala César Mosquera, “es profundamente injusto”.

Compartir el artículo

stats