Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis se ceba con la mujer, que ocupa el 70% del Plan de Empleo de Cruz Roja

Uno de los voluntarios de Cruz Rja en el servicio telefónico. |   // RAFA VÁZQUEZ

Uno de los voluntarios de Cruz Rja en el servicio telefónico. | // RAFA VÁZQUEZ

La pandemia ha sido un duro golpe para las personas en situaciones de vulnerabilidad incrementando las diferencia sociales y dificultando, aún más, la búsqueda de empleo. En este contexto, el Plan de Empleo de Cruz Roja ha permitido ayudar a lo largo del último año a 323 personas en la comarca de Pontevedra, de las cuales cerca del 73% fueron mujeres.

Y es que esta crisis ha intensificado las desigualdades y las brechas de género existentes en el ámbito laboral. Las mujeres ya partían de una situación desigual que las hace más vulnerables y que se traduce en menos ahorros, empleos menos seguros y menor protección social. Además, los sectores más afectados por la crisis, como el comercio, la hostelería o el turismo están altamente feminizados.

Desde el Plan de Empleo trabajan con personas en riesgo de exclusión social. Son pontevedreses que en la búsqueda de empleo se topan con diferentes obstáculos y dificultades a las que ahora hay que añadir los cambios provocados por la crisis sanitaria. Para mejorar su empleabilidad y que lleguen a tener un puesto de trabajo, desde la organización se trabaja en itinerarios individualizados, ofreciendo formación en ocupaciones con salida laboral, potenciando valores, capacidades y habilidades o apoyando las candidaturas en procesos de selección relacionados con el objetivo profesional.

Durante el 2020, se adaptaron todas las formaciones, seguimientos y orientaciones a una forma semipresencial, cumpliendo todas las recomendaciones sanitarias, pero atendiendo como siempre a las personas. En este aspecto, se entregaron en régimen de préstamo varias tablets con acceso a Internet a personas en riesgo de exclusión, con el objetivo de luchar contra la brecha digital y que todas las personas pudieran acceder en igualdad de condiciones a las formaciones y a presentar las candidaturas oportunas. Gracias a estos procesos personalizados 182 personas lograron acceder a un puesto de trabajo en la comarca.

En todo este proceso se considera fundamental la implicación del tejido empresarial, imprescindible para la construcción de una sociedad más justa tanto en materia de empleo como en el desarrollo de proyectos sociales. Actualmente, con Cruz Roja Pontevedra colaboran 121 empresas de diferentes tamaños y sectores, que permiten a los participantes en el Plan de Empleo mejorar su empleabilidad a través de acciones de orientación u ofreciendo prácticas formativas no laborales, entre otras formas de colaboración.

Compartir el artículo

stats