El Concello de Pontevedra mantiene el pago de 20.000 euros al año por los terrenos de A Canicouva donde se proyectó hacer una planta de compostaje, sin haber hecho uso de dichos terrenos desde 2015, cuando se firmó el contrato. Lo denuncia el Partido Popular de Pontevedra, cuyo presidente local, Rafael Domínguez, anunció que llevará el caso al juzgado si el Gobierno local no justifica este “nuevo caso de despilfarro de dinero público del BNG”, una denuncia que contextualiza “en las numerosas irregularidades que lleva a cabo este Gobierno local”. Los populares solicitarán una Comisión de Investigación en el próximo pleno municipal. En este sentido Domínguez ha dicho que ante “la negativa de Lores a que se investiguen los contratos y la negativa del PSOE a que se apruebe esta comisión, no nos van a dejar más remedio que poner estos datos en manos de la Justicia para que se investigue que está pasando en el Concello de Pontevedra”.

“Les digo que lo que pasa en el Concello no es normal: todas estas irregularidades no tienen espacio en una democracia moderna y la falta de transparencia del BNG y del PSOE dejan a Lores y a sus socios en muy mal lugar”, manifestó el líder popular.

De la planta de compostaje, “a día de hoy no existe todavía ni proyecto, y desde el 2015 llevamos pagando 20.000 euros todos los años por unos terrenos que no se han utilizado”.

Gobierno local

En respuesta a esta denuncia, la concejala de Patrimonio, Carme da Silva, aseguró que existen “informes a favor” de que se mantenga el pago por este contrato y recordó que son los funcionarios quienes fiscalizan el gasto del Concello. Afirma que existe un informe de Intervención “de conformidad” con el pago porque el suministro se ha prestado conforme a la condición contratada”.