Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Habrá canon por los terrenos de Montecelo

Una de las expropiadas por la ampliación de Montecelo entrega las llaves de su anterior propiedad, al lado del hospital.// GUSTAVO SANTOS

Una de las expropiadas por la ampliación de Montecelo entrega las llaves de su anterior propiedad, al lado del hospital.// GUSTAVO SANTOS

La Xunta iniciará el próximo lunes, oficialmente, las obras de ampliación del Hospital Montecelo, un proyecto por el que la ciudad aguarda desde hace años. Y para ese día, la Consellería de Sanidade quiere tener resuelto un conflicto que arrastra desde 2018 con los comuneros de Mourente, colectivo vecinal que es el propietario de los 40.000 metros cuadrados de terrenos comunales que ocupa buena parte del actual centro sanitario desde hace medio siglo. El Sergas ha aceptado la fórmula que proponían los comuneros, el pago de un canon anual. Así lo han confirmado fuentes autonómicas, que detallan que con esta vía se descarta la otra opción que manejó la consellería: la expropiación directa de esos terrenos.

El pacto, que aún debe perfilarse en sus detalles y suscribirse de manera oficial, se produce después de tres años de “tiras y aflojas” entre ambas partes, en los que la consellería y los vecinos mantenían reuniones periódicas sin avances aparentes.

“El canon es la opción que a nosotros nos gusta más y, de hecho, creemos que ya descartaron la expropiación porque ya finalizaron ese proceso con los particulares"

Carlos Morgade - Presidente de la Comunidad de Montes de Mourente

decoration

De hecho, hace solo unos días, la Comunidad de Montes de Mourente informaba de un próximo encuentro para zanjar el conflicto, pero la intervención de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI) en el plan de ampliación de Montecelo (esta agencia ha recibido el encargo directo de ejecutar las obras) supuso un cierto freno a los contactos por la posibilidad de que fuera ella la interlocutora válida. Y más si se optaba por la expropiación de los 40.000 metros cuadrados. Finalmente, la AXI se aparta de este proceso, que se refiere exclusivamente al suelo que ocupa el actual hospital, ya que la ampliación no afecta a fincas comunales sino a propiedades privadas, ya expropiadas y desalojadas.

Cuando se convocó la reunión, el colectivo de Mourente ya mostró su “confianza en poder llegar a un acuerdo para el establecimiento de un arrendamiento anual, siguiendo la oferta realizada por la vecinos en la última reunión celebrada en febrero del año pasado en Santiago”. Los propios comuneros subrayan que aquella oferta fue calificada por los representantes autonómicos como “muy razonable e interesante”, como ahora parece confirmar el propio Sergas.

La condición: que sea público

A falta de esa reunión pendiente entre la Xunta y la Comunidad de Montes de Mourente, en la que se prevé que se comunique al colectivo la decisión, su presidente, Carlos Morgade, recuerda que los vecinos siempre apostaron por el canon y que en caso de que el gobierno autonómico hubiese optado por la expropiación pelearían por un precio justo. “El canon es la opción que a nosotros nos gusta más y, de hecho, creemos que ya descartaron la expropiación porque ya finalizaron ese proceso con los particulares”, asegura.

Los comuneros son propietarios de cerca de 39.600 metros cuadrados de superficie, sobre los que se asienta el actual hospital. La única condición que ponen es que el futuro Gran Montecelo siga siendo de carácter cien por cien público.

La “primera piedra” del nuevo hospital, el lunes

Menos de un mes después de la firma del contrato para la ejecución de la primera fase del Hospital Público Gran Montecelo de Pontevedra, la Xunta ha fijado para el próximo lunes la ceremonia de “primera piedra” que marca el inicio oficial de unas obras que supondrán una inversión de cerca de 130 millones de euros. La adjudicataria es la unión temporal de empresas SA de Obras y Servicios, Copasa-Puentes y Calzadas Infraestructuras-Ogmios Proyecto SL. Los trabajos, a cargo de la AXI, que cuentan con un plazo de ejecución de 42 meses, consistirán en la construcción de un nuevo edificio hospitalario con una superficie de cerca de 92.000 metros cuadrados distribuidos en diez pisos. El nuevo edificio, que ocupará una superficie superior a los 12.500 metros cuadrados, estará compuesto por un primer volumen distribuido en dos edificaciones, que actuará como base de un segundo que albergará las áreas de hospitalización. En su conjunto, la Xunta invertirá 155 millones de euros para dotar Pontevedra y los vecinos del área de un hospital renovado y de referencia, el Hospital Público Gran Montecelo, ya que en una segunda fase de las obras se reformará el edificio hospitalario actual, para posteriormente ejecutar el aparcamiento cubierto, con una inversión de 25 millones de euros. El nuevo inmueble estará unido al resto de las instalaciones del hospital Montecelo.

Compartir el artículo

stats