Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agenda 2030 se escribe en femenino

Teresa Ribera y María Teresa Fernández de la Vega participan en la jornada telemática de la Escola María Vinyals

María Teresa Fernández de la Vega, en la clausura telemática.

María Teresa Fernández de la Vega, en la clausura telemática. R.P.

Con un llamamiento unánime a la necesidad de que las mujeres opinen, valoren, trabajen y decidan en la implementación de la Axenda 2030 finalizó en Pontevedra la doble jornada de la Escola María Vinyals sobre el liderato de las mujeres de la administración pública en el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que contó con las intervenciones online de la vicepresidenta del Gobierno de España y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y de la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega. En la jornada, organizada por la Diputación en colaboración con la Universidade de Santiago de Compostela, y que contó con un auditorio virtual total de más de 600 personas, una veintena de relatoras debatieron sobre las dificultades de las mujeres para tener el protagonismo imprescindible ante uno de los retos más relevantes que tiene el planeta.

Teresa Ribera, por su parte, recordó en su intervención el papel fundamental de las mujeres en la pandemia y subrayó que “la igualdad es fundamental desde el punto de vista de la justicia social, pero también de lo económico. No hay esfera socioeconómica que sea posible mantener si no se basa en la igualdad de oportunidades”. De esta manera, dijo, “sin igualdad no es viable la Agenda 2030” porque “no es posible cubrir los ODS sin la presencia activa y el protagonismo de las mujeres”.

La clausura contó con María Teresa Fernández de la Vega, para quien el ODS central “tiene que ser el número 5, la igualdad entre géneros para empoderar a las mujeres y a las niñas”. Incidió en que a pesar del carácter transversal de la Agenda 2030, su denominador común “es la participación real, efectiva e igualitaria de las mujeres. El día en que seamos capaces de asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderato a todos los niveles de decisión, ya tendremos alcanzado el ODS 16, que es el de promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas”.

“Non haberá cambio de paradigma económico, social, medioambiental se a metade da poboación non estamos plenamente integradas e participando activamente nese cambio”, aseguró Carmela Silva en la apertura. “Nada se cumprirá da Axenda 2030 se a metade do mundo, que somos nós, as mulleres, non estamos integradas nos 17 ODS”. La presidenta hizo hincapié en los datos de la presencia de las mujeres en el mundo local y en la administración autonómica “absolutamente inxustos. A sociedade non se pode permitir perder o talento que aportamos e por iso temos que cambiar estes datos para mellorar as administracións porque, deste xeito, estaremos tamén mellorando a vida da xente”.

Citó así que en Galicia el 71,4% de las personas funcionarias son mujeres pero, sin embargo, hay 34 hombres en altos cargos frente a 23 mujeres, 44 hombres en la alta dirección de entes instrumentales frente a las 21 que ocupan mujeres, cuatro delegados provinciales frente a una mujer. Datos irrisorios también en el mundo local en el que solo el 18% de los concellos gallegos tienen una alcaldesa, 14 de 61 en la provincia, o que solamente hay seis presidentas de diputaciones. Silva recordó que si se toman decisiones valientes las cosas son distintas, citando el caso de la propia Diputación de Pontevedra, en la que “o persoal funcionario é unha maioría aplastante de mulleres, pero tamén son maioría as directivas, 14 fronte a 13 homes”.

Compartir el artículo

stats