Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monte Porreiro, barrio cosmopolita

La Xunta entrega tres viviendas de promoción pública en alquiler, cuyos inquilinos pagarán poco más de 90 euros al mes | Mohamed, Abdellah y Yoko reciben las llaves

La conselleira entrega llaves y documentos a los inquilinos. | R.V.

Monte Porreiro acoge a tres nuevas familias adjudicatarias de pisos de promoción pública. Dos de ellas recibieron ayer las llaves de sus nuevos pisos de manos de la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez. Se trata de viviendas reformadas con una inversión de 200.000 euros y parámetros de eficiencia energética, de modo que además de resultar económicas a la hora de pagar el alquiler (91 euros al mes), también lo serán cuando lleguen los recibos de la luz y el gas.

Sus primeros moradores se mostraban satisfechos al recibir las llaves de sus casas. Tanto el inquilino del segundo piso, Mohamed, como sus vecinos del primero, Abdellah y Yoko, eran demandantes de vivienda pública desde hace mucho tiempo, cinco y siete años respectivamente.

Monte Porreiro, barrio cosmopolita | R.V.

Mohamed vivía hasta ahora en otro barrio de la ciudad, pero se declara contento con trasladarse a Monte Porreiro porque “es una zona que me gusta mucho; espero quedarme aquí muchos años”, afirma.

Abdellah, Yoko y sus hijas también estaban especialmente contentos con que les haya tocado su vivienda de promoción pública en Monte Porreiro. En este barrio residieron ya hace cuatro años y “nos parece muy tranquilo, muy bueno para una familia”, explica Abdellah.

Al igual que su vecino Mohamed, confían en quedarse muchos años en esta vivienda de alquiler público, porque “nos gusta mucho, es perfecta para nosotros”. Destacan de ella que “tiene muchas ventanas y mucha luz”, como apunta Yoko.

Las niñas escogían dormitorio y decidían dejar el más pequeño para sus padres

decoration

Sus hijas escogían dormitorio mientras sus padres atendían a la conselleira y a los medios de comunicación que la acompañaban, y decidían finalmente quedarse con los más grandes, dejando el cuarto más pequeño para el matrimonio.

Al visitar estos pisos de la calle Alemania, la conselleira de Vivenda, Ángeles Vázquez, destacaba que fueron reformados con parámetros de eficiencia energética, lo que incluyó el tejado, la carpintería exterior y las fachadas. “Uno de los objetivo máximos de la Xunta es rehabilitar lo ya construido, ponerlo en valor y facilitar así a las familias el acceso a una vivienda”, declaró la conselleira, quien felicitó en particular a las tres familias adjudicatarias “por su nuevo hogar”, resaltando el derecho de todos los gallegos a disponer de una “vivienda digna y a precios accesibles”.

En este caso concreto, además, la responsable autonómica explicó que los trabajos de recuperación del inmueble se centraron sobre todo en aspectos de mejora energéticas con el fin de garantizar el máximo confort de los vecinos y reducir dentro de lo posible sus consumos, una labor de optimización que también percibirán los nuevos inquilinos en sus recibos de agua caliente o calefacción.

Monte Porreiro, barrio cosmopolita | // R.V.

Pontevedra tiene 600 viviendas protegidas

Los nuevos inquilinos de estos pisos disfrutarán de viviendas de 74,17 metros cuadrados útiles, tres dormitorios, terraza particular, trastero y patio común, a cambio de un alquiler mensual de 91 euros al mes. Además, el inmueble también cuenta con un local comercial en el bajo. La conselleira de Vivenda, Ángeles Vázquez, indicó que la ciudad de Pontevedra suma así un nuevo local comercial y tres viviendas de promoción pública a su actual parque público que, como recordó, cuenta en estos momentos con aproximadamente 600 viviendas protegidas de diferentes tipología y continúa incorporando nuevos inmuebles. Vázquez quiso subrayar especialmente el impulso experimentado por el barrio de Monte Porreiro desde el punto de vista residencial, una zona en la que, dijo, la Xunta ha invertido en los últimos años más de dos millones de euros. En concreto, recordó que en la calle Bélgica también se ejecutaron el año pasado obras de mejora de la eficiencia energética en un total de 79 viviendas.

Los pisos rehabilitados fueron objeto de un conflicto vecinal en 2008 por sus anteriores moradores

Las viviendas rehabilitadas en la calle Alemania de Monte Porreiro son las mismas que en 2008 fueron adjudicadas por la Xunta de Galicia a tres familias del barrio chabolista de O Vao y que suscitó un conflicto social entre vecinos y realojados. Algunos residentes de este barrio se manifestaron en marzo de aquel año ante estas viviendas y protagonizaron diversos actos de protesta hasta que lograron que las familias abandonasen los pisos. En 2019, más de una década después de aquel conflicto vecinal, y tras seis meses de licitación, el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) adjudicó la rehabilitación del edificio de la calle Alemania 44, que en su día fue adjudicado a varias familias de O Vao en medio de las intensas protestas de los vecinos del barrio por temor a que se registraran casos de trapicheo de droga. Tras la polémica de una década antes y con los pisos en desuso y muy mal estado, el objetivo era ahora llevar a cabo una rehabilitación integral por parte de la Xunta, su propietaria, para poder albergar a los nuevos adjudicatarios de estos pisos de promoción pública.

Compartir el artículo

stats