Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Barca, un Centro Comercial medio vacío

Los comerciantes temen una bajada de las ventas mientras el supermercado esté cerrado

Locales junto al Carrefour en el Centro Comercial A Barca. |   // GUSTAVO SANTOS

Locales junto al Carrefour en el Centro Comercial A Barca. | // GUSTAVO SANTOS

En el entorno de San Salvador cundió el pánico el pasado martes con la noticia de que Carrefour cerrará el próximo 12 de junio su supermercado en A Barca. Desde entonces todos los comercios del Centro Comercial reciben llamadas de clientes preocupados por si van a cerrar. Ayer Eroski confirmó que abrirá en el mismo local un nuevo hipermercado en noviembre y que hasta entonces el local estará en obras. El supermercado es el motor principal del resto del centro comercial y ahora los empresarios temen cómo serán los próximos meses e incluso se plantean si tendrán que cerrar.

Si la situación del centro ya no era la mejor la pandemia no ha hecho más que empeorarla y cada vez son más los locales cerrados. En la planta de arriba apenas están ocupados tres de los 12 comercios disponibles y en la principal los locales vacíos casi llegan a la mitad.

Pese a todos, algunos tiran de esperanza. Desde la tintorería A Barca recalcan que el local del supermercado “No va a quedar vacío y a veces los cambios son positivos”. “Esperamos que el nuevo supermercado le de un poco de vida al Centro Comercial”, añade Irene desde el comercio que continúa resistiendo después de 22 años. “Es cierto que ahora hay muchos locales cerrados, pero hubo tiempos peores. Necesitamos que vengan cosas nuevas y puede que este cambio nos favorezca”, sentencian.

Óptica A Barca fue uno de los primeros locales del centro. Reconocen que la noticia del cierre de Carrefour “al principio fue un shock” pero confían en su clientela fija. “La gente viene al súper y se acuerda que necesita algo de otro comercio, así que habrá que llevarlo como se pueda. Pese a todo tenemos esperanza en que haya más atractivo y todo vaya mejor el centro”, alienta Olaia Docio.

La incertidumbre también crece en La Mercería Jota: “De este Centro Comercial vivimos muchos y el Carrefour es el que atrae a la gente aquí y la mayoría de nuestros clientes vienen por ellos. Estos meses van a ser terribles. No sé cómo vamos a hacer e incluso hemos pensado en cerrar y trasladar el local a otro sitio porque quizás no podamos afrontar los pagos”, admite Pilar Alape.

La noticia desde luego cogió por sorpresa a todos los comercios, pero algunos esperan que las pérdidas de estos meses sean recompensadas. Uno de ellos es Juan Prieto, de la tienda Mascotas, que lleva en el centro 18 años. “Desgraciadamente este verano lo damos un poco por perdido, pero esperamos que la novedad atraiga a mucha más gente, la gente es muy curiosa y esperamos recuperar ahí un poco. Está claro que mientras más tirón tenga el supermercado mejor vamos todos”, explica quejándose de la situación del comercio pese a la buena localización del centro.

Coincide Ramón Sindín, encargado de Décimas que ve complicad el futuro. “Son muchos meses de obras y sin hipermercado, que es lo que más gente mueve. Lo que nos da crecimiento en la clientela es la gente que viene a hacer la compra y en estos meses dependeremos de nuestra clientela fiel”, explica. En ese sentido hace un llamamiento a la clientela pese a que “las grandes marcas se han ido marchando y esto ha ido a menos”.

La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski ha anunciado que las obras comenzarán en julio y abrirán en noviembre de este año tras una reforma integral para adaptar el local al modelo “Eroski Contigo”. En los próximos meses la empresa llevar a cabo un proceso de selección de personal para conformar el equipo encargado de la tienda.

Compartir el artículo

stats