Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Pleno" de infracciones en la temeraria huida de un ladrón en Sanxenxo

Un vehículo de la Policía Local de Sanxenxo

Un vehículo de la Policía Local de Sanxenxo Gustavo Santos

Robó un kilo de langostinos en su supermercado y tras ser descubierto, emprendió una temeraria y rocambolesca huida por las calles del municipio a los mandos de un ciclomotor. Circuló en dirección prohibida y con riesgo para los viandantes y cuando fue alcanzado se comprobó que carecía de carné, la moto no tenía seguro y tampoco placas de matrícula. Además dio positivo por alcohol y se enfrentó a los agentes, por lo que se le acusa de resistencia a la autoridad.

Es el "pleno" de infracciones que cometió en la tarde de ayer viernes un ladrón en Sanxenxo, que obligó a actuar a la Policía Local y a la Guardia Civil, según informa el Concello.

La Policía Local de Sanxenxo logró detener a última hora de la tarde de ayer a un vecino del municipio tras realizar un hurto en un supermercado ubicado en Vinquiño y emprender una huida por el municipio en un ciclomotor a gran velocidad.

La descripción del arrestado y del vehículo facilitó a los agentes localizarlo en Portonovo. Sin embargo, tras darle el alto policial inició una fuga por el casco urbano infringiendo todo tipo de señalización viaria, circulando incluso en sentido contrario y comprometiendo la integridad de los viandantes y otros vehículos.

Tras recorrer varias calles, los agentes logran detenerlo, pese a la violencia y amenazas proferidas y ponerle unas esposas para el registro corporal y, en colaboración con la Guardia Civil, comprobar los datos de su vehículo. En el cacheo le detectan un kilogramo de langostinos congelados y una botella de licor, supuestamente sustraído en el supermercado.

El arrestado, además, carecía de carné de conducir desde 2013 por pérdida de puntos, y circulaba en una motocicleta sin placas de matrícula ni seguro ni documentación. Tras practicarle un test de alcoholemia da resultado positivo con 0,39 mg por litro de sangre.

En el momento en el que se ordena la inmovilización del ciclomotor y acude el Servicio de Emerxencias para trasladarlo, el hombre amenaza con prenderle fuego al vehículo y se enfrenta a los agentes, por lo que la Policía Local en colaboración con la Guardia Civil procede a su detención por un delito de desobediencia y resistencia.

Compartir el artículo

stats