Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escuela Naval y Puerto pactan el uso de la dársena pesquera ubicada en la zona de seguridad militar

Parte del Puerto de Marín y de la Escuela Naval FdV

El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Antonio Martorell Lacalle, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Marín y Ría de Pontevedra, José Benito Suárez Costa, han suscrito un convenio sobre contraprestaciones por la instalación de la dársena para embarcaciones menores del Puerto de Marín en la zona de seguridad de la Escuela Naval Militar, que ha publicado hoy el Boletín Oficial del Estado.

El documento establece las obligaciones de ambas partes para el mantenimiento de ese recinto portuario, que se utiliza para ese fin desde hace dos décadas “tras el obligado desalojo de las embarcaciones menores de su actual emplazamiento dentro del recinto portuario de Marín, y las obras correspondientes a la instalación de una dársena para dichas embarcaciones menores en el espacio marítimo colindante con las instalaciones de la Escuela Naval Militar”.

Este convenio renueva, por cuatro años más, el suscrito el 4 de marzo de 2005 se suscribió un Convenio entre la Autoridad Portuaria y el Ministerio de Defensa “donde se recogían las diversas actuaciones de cooperación y las contraprestaciones para este último, como consecuencia de la autorización de la ejecución del proyecto de obra de emplazamiento de la dársena de embarcaciones menores del puerto de Marín en la zona de seguridad de la Escuela Naval, con el fin de compensar la pérdida de maniobrabilidad de los buques de la Armada y otras embarcaciones que accedan a las instalaciones portuarias militares, así como los posibles riesgos que para la seguridad de la instalación pudieran surgir por la proximidad de dicha dársena a las instalaciones de la citada escuela”.

De este modo, Defensa se compromete a “no obstaculizar el mantenimiento y utilización de la dársena de embarcaciones menores en esa zona de seguridad; el día 16 de julio de cada año (Día del Carmen), controlar a las personas y a los vehículos, invitados por la Escuela Naval, si estacionasen en la zona portuaria que se habilita excepcionalmente por la Autoridad Portuaria, en coordinación con la Policía Portuaria y la Policía Local; en actos o visitas a buques de la Armada promovidas por el Ministerio de Defensa, controlar a las personas y a los vehículos que estacionen en las instalaciones portuarias en las inmediaciones del buque atracado, en coordinación con la Policía Portuaria, atendiendo a las circunstancias y a la disponibilidad de recursos; cuando el servicio lo requiera, facilitar un acceso ágil a las instalaciones de la Escuela Naval (siempre que la seguridad y disponibilidad de las instalaciones lo permita) a los responsables de Ayudas a la Navegación del organismo portuario, al objeto de realizar su trabajo en la zona donde se halla situado el radar y la luz del Dique de Torpedos; cuando sea necesario realizar trabajos de dragado en la dársena donde desemboca el río Lameiriña, la Escuela Naval informará, con la antelación suficiente a la redacción de los proyectos de la Autoridad Portuaria, de la caracterización de material de dragado al objeto de poder realizarse esas labores”.

Por su parte, la Autoridad Portuaria. La Autoridad Portuaria “se obligará a ejecutar las actuaciones de mantenimiento necesarias para asegurar que la presencia en la dársena de embarcaciones menores en la zona de seguridad, mantener inalteradas las condiciones de seguridad de la dársena militar y la maniobrabilidad de los buques de la Armada y otras embarcaciones que accedan a las instalaciones portuarias militares”.

En concreto, la Autoridad Portuaria debe asumir a las siguientes actuaciones: “Realización de los trabajos de dragado que sean precisos técnicamente en la dársena donde desemboca el río Lameiriña; mantenimiento y conservación de la baliza situada en el Dique de Torpedos; asesoramiento técnico básico sobre obras o actuaciones en materia de infraestructuras marítimas o portuarias, en el ámbito de la Escuela Naval, a petición de sus responsables”. Estas actuaciones se estiman en unos 36.000 euros a lo largo de todo este convenio, con cargo a los presupuestos de la Autoridad Portuaria.

Para la resolución de los problemas de interpretación y cumplimiento que pudieran originarse, se crea una Comisión Mixta de Vigilancia y Control copresidida por el presidente de la Autoridad Portuaria y el Comandante-Director de la Escuela Naval.

Compartir el artículo

stats