Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alejandra Santos | Psicóloga de la AECC

“Despedirse de un ser querido es mucho más que un momento, es toda una vida”

La Asociación contra el Cáncer inicia hoy en Pontevedra un taller de ayuda centrado en el duelo

Alejandra Santos, psicóloga de la AECC en Pontevedra.

Alejandra Santos, psicóloga de la AECC en Pontevedra.

La pérdida de un ser querido por un proceso oncológico, normalmente largos en el tiempo, provoca que quienes tienen que afrontarlo recurran muchas veces en busca de ayuda profesional, especialmente ahora por las restricciones de la pandemia del coronavirus. El duelo es diferente en cada persona aunque las fases son comunes. Para aliviar el sufrimiento y evitar complicaciones en el proceso, la Asociación Española Contra el Cáncer de Pontevedra inicia hoy un taller de ayuda que se desarrollará durante 11 semanas. Todavía está abierta la inscripción, en pontevedra@aecc.es, en el teléfono 986 865 220 o en la sede de la AECC en la calle Augusto González Besada.

– ¿Es la primera vez que hacen un taller de este tipo?

– Es la primera vez que se plantea con once semanas de duración y sesiones de una hora y media porque es un nuevo protocolo que ha implantado la Asociación Española Contra el Cáncer.

– ¿Cómo se desarrollará?

– Una de las novedades es que los inscritos pueden acudir presencialmente o asistir vía telemática. Los contenidos y materiales son exactamente iguales para ambos. El programa se compone de una metología psicoeducativa explicando qué es el duelo y cuáles son sus fases. Además, la intención es que tenga un carácter experiencial muy importante, para que cada uno cuente cómo se siente y cómo ha llevado todo el proceso. Además, tras cada sesión se realizará una sesión de relajación o un ejercicio físico para liberar tensión porque el contenido es muy emocional.

–¿Qué tipo de contenidos se abordarán?

– Por ejemplo, se abordará el autocuidado, ahondando en lo importante que es cuidarse en el duelo y conectar con esa pérdida. Sobre todo al principio de las sesiones se incide en el punto de vista del doliente, de cómo se van sintiendo.

"La intención es que tenga un carácter experiencial muy importante, para que cada uno cuente cómo se siente y cómo ha llevado todo el proceso"

decoration

– ¿Cuáles son las fases del duelo?

– Son la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación.

– ¿Negociación?

– Sí, es una fase intermedia porque ahí la persona todavía está enfadada y todavía está negociando con esa persona que se ha ido. Surge la esperanza de que se puede posponer o retrasar la muerte. En esta etapa se busca una tregua temporal para negociar el regreso de nuestro ser querido fallecido a cambio de diversas promesas que implican cambios de hábitos.

– ¿Cuándo es más duro un duelo: cuando ya se espera una muerte o cuando surge de forma repentina?

– El duelo más complicado tiene lugar cuando no nos esperamos un fallecimiento. Sí que es cierto que cuando el proceso previo es largo también es duro, pero en general la muerte no esperada es un factor de riesgo para que el duelo sea complicado. Es muy importante prepararnos previamente, cómo lo aceptamos y cómo afrontamos un proceso oncológico.

–El curso está destinado a personas que ya han perdido a personas queridas, ¿pero también pueden inscribirse quienes tengan a alguien en paliativos?

– Este en concreto es para aquellos que ya hayan pedido a un familiar en un proceso oncológico. Para el duelo anticipado también ayudar, pero en estos momentos no va destinado a estas personas.

"El duelo más complicado tiene lugar cuando no nos esperamos un fallecimiento"

decoration

– ¿De qué modo ha endurecido los procesos de duelo la pandemia del COVID?

– La pandemia sumó al sufrimiento de la pérdida la ausencia de los ritos y las despedidas del ser querido, que ayudan mucho a los dolientes. En estos casos lo que siempre les decimos es que despedirse es mucho más que un momento y son todos esos momentos buenos compartidos durante toda una vida. Las despedidas no deben ser idealizadas como esos últimos momentos solamente.

– ¿Y qué ocurre con esos abrazos que ya no damos en los funerales?

– Una despedida es un acto de amor, de responsabilidad, pero hay una crisis sanitaria y es algo que debemos respetar.

– ¿Qué signos nos deben llevar a alarma que evidencian que un duelo no se lleva bien?

– Normalmente los duelos se hacen de manera natural y no necesitan asistencia especializada. Deben preocuparnos los trastornos de ansiedad, depresivos, abuso de sustancias que pueden llevar a un duelo complicado y que van a tener consecuencias más severas en la salud mental y física de las personas...

"Las fases de un duelo son la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación"

decoration

– ¿Cuánto debe durar un duelo?

– No hay un tiempo medio concreto, pero pasado un año si no se supera se complica. No es lo mismo de un amigo o familiar menos cercano que un padre, una madre o pareja.

– ¿Cuáles son los factores de riesgo que hacen que un duelo sea complicado?

– La negación, por ejemplo. También aquellos casos en los que la persona piensa que se podría haber evitado la muerte. También los son los procesos oncológicos muy largos o con mucho deterioro. Y especialmente difíciles son los duelos en los que nos sentimos abandonados por los profesionales sanitarios.

– ¿En pleno siglo XXI seguimos reacios a acudir a la ayuda de los psicólogos?

– Sí, es importante buscar apoyo porque te puedes sentir arropado por otras personas. En estos procesos, además, dinamizamos los procesos de duelo y que la propia persona utilice sus recursos. Empatizar y ponerse en el lugar de otros les ayuda con sus propios procesos.

Compartir el artículo

stats