La SD Teucro ha informado del aplazamiento del partido que tenía previsto disputar mañana, sábado, frente al Trapagaran por un brote de covid en el equipo vasco. El Comité Nacional de Competición de la Real Federación Española de Balonmano ha tomado la decisión de aplazar este encuentro, correspondiente a la cuarta jornada de la segunda fase de la División de Honor Plata Masculina, quedando ambos clubes a la espera de fijar una nueva fecha para dicho enfrentamiento.

El conjunto pontevedrés afrontaba este compromiso en el País Vasco como un partido clave para la lucha por la permanencia en la División de Honor Plata, al haber empezado la segunda fase de la competición sumando solo un punto en tres encuentros y con un solo punto de ventaja sobre la zona de descenso. El cuadro azul es cuarto con 11 puntos, solo uno más que Ikasa Madrid y Sarriá, que son los que marcan el descenso, y solo dos más que Laín y Sant Martí, cuarto y tercero por la cola, respectivamente.

El Trapagaran era un rival engañoso, pues actualmente es penúltimo con seis puntos (cinco menos que el Teucro), pero en las últimas semanas había conseguido encadenar tres victorias consecutivas (ante Sant Martí, Bordils y Lalín), por lo que llegaba al choque con la moral alta y dispuesto a hacer valer el factor pista para aferrarse a sus opciones de permanencia. Parece, por tanto, que este parón puede beneficiar al conjunto pontevedrés si sirve para frenar la progresión del cuadro vasco.

Ahora, el equipo de Irene Vilaboa se centra en la próxima jornada de liga, a falta de conocer la nueva fecha del encuentro contra el Trapagaran. Los azules recibirán en el pabellón Municipal a un rival directo por la permanencia, el Ikasa Madrid, ante el que tendrán que dar un golpe sobre la mesa si quieren continuar la próxima temporada en la División de Honor Plata.